"Motochorros": temen que aumenten los ataques a empleados de estaciones de servicio

1

SURTIDORESA. En las estaciones de servicio están preocupados por los playeros. FOTO TOMADA DE ELLITORAL.COM.AR

Empresarios del sector insistieron ante legisladores que los playeros no pueden ocuparse de controlar a los motoarrebatadores.

13 Mar 2017
Propietarios de estaciones de servicio expresaron temor de que sus empleados sufran ataques si tienen que controlar a los motorarrebatadores, como propone el proyecto de ley que el Poder Ejcutivo envió a la Legislatura para combatir los robos que produjen ladrones que circulan en motocicletas.

Empresarios del sector y legisladores se reunieron hoy para discutir puntos del proyecto de ley que apunta a frenar los motoarrebatos en la provincia. En un encuentro realizado en el seno de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Cámara, ambas partes avanzaron en la discusión del anteproyecto enviado por el secretario de Seguridad de la Provincia, Paul Hofer. Participaron del debate el titular de la comisión, Javier Pucharras; el presidente subrogante de la Legislatura, Julio Silman; el vicepresidente segundo, Ariel García, y legisladores de diferentes bloques políticos.

En el plano que involucra a los expendedores de combustibles, la norma plantea que las estaciones de servicio no vendan nafta a motociclistas que no cuenten con papeles de vehículo, chaleco reglamentario, patente y casco, entre otros requerimientos.

Sin embargo, los estacioneros insistieron ante los legisladores en que las empresas no pueden hacerse cargo de la seguridad. “Estamos de acuerdo que la problemática de la seguridad es muy importante y hay que debatirla en todos los ámbitos”, dijo al finalizar el encuentro Gonzalo Rodríguez, presidente de Capega, la cámara que nuclea a los propietarios de la estaciones de servicio de la provincia.

Remarcó que, frente a la propuesta del Ejecutivo, la mayor preocupación de los empresarios del sector es “que las personas que no quieran cumplir con las normas cometan hechos de violencia contra nuestros empleados y nuestras instalaciones”.

Rodríguez resaltó el hecho de que los “playeros” ya son víctimas de actos delictivos. Finalmente, aseguró que “la moto que ingresa a la estación de servicio incumpliendo las normas, ya lo hizo en todo el territorio de la ciudad; a los controles tienen que hacerlo las autoridades correspondientes y no nosotros”.

Comentarios