Ahora Atlético debe consolidarse

El club sabe que esta participación en la Copa ayudará al crecimiento institucional

24 Feb 2017
1

QUE EL SUEÑO AYUDE. Atlético jugará la fase de grupos y en 25 de Mayo y Chile esperan que sirva para seguir creciendo. la gaceta / foto de Héctor Peralta

La llegada de Atlético a la fase de grupos de la Copa Libertadores es otro paso adelante de una institución que de un tiempo a esta parte vive sólo momentos felices.

Pero claro, el momento más importante en la historia de Atlético no debe ajustarse sólo a lo deportivo. Este 2017 puede ser el año para que la institución pueda dar el salto institucional que le permita consolidarse como uno de los equipos importantes de la región.

“Es a lo que apuntamos. Este debe ser un click institucional en la vida de Atlético. Vamos a jugar la fase de grupos del torneo más importante a nivel continental y debemos aprovechar para crecer en todos los aspectos”, dijo el vicepresidente segundo Ignacio Golobisky, en diálogo con LG Deportiva, sabiendo que eso es algo importantísimo para poder mantener al equipo en el más alto nivel. “En todo proyecto deportivo tienen que estar sólidas todas las patas. Por eso debemos seguir creciendo como institución, formando una estructura sólida porque sino todo se construye sobre barro. Si estamos bien como institución vamos a poder sostener los logros deportivos; y eso es a lo que debemos apuntar en este año”, sentenció.

La llegada de Atlético a la Copa es un premio al trabajo sensato de un grupo de dirigentes que ni en las buenas y ni en las malas desvió su mirada del verdadero objetivo, según Golobisky. “Esto es una bendición para esta dirigencia. Pero quiero destacar que este grupo de dirigentes, con cambios de nombres pero con el mismo proyecto deportivo, asumió en 2003 cuando el club estaba a seis meses de que se le declare la quiebra y navegando sin rumbo en el Argentino A. Y hoy, 13 o 14 años, después estamos en nuestra cúspide deportiva con un trabajo silencioso y con mucha coherencia”, aseguró, resaltando que el hincha de jugó un papel preponderante en esta conquista. “La gente tiene muchísimo que ver. El pueblo ‘Decano’ estuvo en todos los momentos apoyando y gran parte de este logro es gracias a ello”.

En Atlético saben que este año debe servir para consolidarse en todos los aspectos y, claro de la mano de Pablo Lavallén, que en muy poco tiempo le dio muchísimo al club. “Creemos en los procesos a largo plazo. Así lo hicimos con Juan Manuel (Azconzábal) y queremos lo mismo con Lavallén. Es difícil en los clubes grandes porque las presiones son muchas; pero apostamos a eso. Queremos seguir en la línea de pensamiento que nos hizo llegar a vivir este gran momento”, aseguró el dirigente.

Por último, Golobisky se refirió a la multa de U$S 150.000 que recibió el “Decano” por llegar tarde al duelo contra El Nacional en Quito. “Estamos jugando un torneo organizado por la Conmebol y debemos acatar lo que ellos digan. Pero sigo sosteniendo que en Quito hubo algo irregular. No tengo pruebas, pero no fue normal lo que pasó”, finalizó el vice “decano”.

Lo viví como si yo hubiera sido uno de los 11 que estaba dentro de la cancha. Sobre todo, durante los últimos minutos, cuando pensábamos que se nos podía escapar. Pero gracias a Dios y al esfuerzo de todos los muchachos, que jugaron un partidazo, eso no ocurrió. Después se analizará lo táctico, lo técnico, pero dejaron el corazón en la cancha; y eso, para nosotros, los hinchas, es impagable. Se pudo haber ganado con más facilidad. Pero en este tipo de partidos un momento te cambia la historia; y así como Cristian Lucchetti se transforma en el gran héroe, se podía haber ganado 4 o 5 a 0. De todos modos, ya está; estamos en la fase de grupo. Y eso, para nuestra institución; para nuestra gente es lo más grande.

¡Lo que pusieron los muchachos! Salió un muy buen partido. Y bueno, esto es el fútbol: ellos estaban “muertos”, habían recibido muchos goles, y nosotros terminamos el partido sufriendo -la pelota que sacó “Laucha” al último fue impresionante-. Pero todos; todos jugaron un partidazo. Ahora, como ex jugador, lo disfruto de manera especial, porque cuando jugás no disfrutás; y menos yo, que las pasé todas. Me acuerdo en 1983, cuando sólo éramos tres profesionales y Atlético estaba fundido; tuvimos que poner el hombro y salimos campeones. Rescatamos al club, y de ahí vino todo lo demás. Atlético es mi segunda casa; a los 11 años ya estaba aquí. Y esto que estamos viviendo es impagable. Ahora, a disfrutar, pero sin descuidar el torneo.

Comentarios