Alfaro expropiaría la casa Sucar con fondos propios

La casona será utilizada para fines culturales

24 Feb 2017
1

PARA LA CULTURA. La casa Sucar será utilizada para actividades culturales. la gaceta / Foto de José Nuno (archivo)

El intendente, Germán Alfaro, afrontará la indemnización para expropiar la casa Sucar con fondos propios. Funcionarios de la Municipalidad explicaron que la semana que viene se promulgará la ordenanza de expropiación sancionada el lunes, y que comenzará el proceso de declaración de utilidad pública.

El secretario de Gobierno, Walter Berarducci, aclaró que la gestión municipal no sintió como derrota que los ediles de la oposición hayan evitado la aprobación de la venta de la ex Dirección de Tránsito, de donde se había planificado que saldrían los fondos para hacer frente a la indemnización a los dueños de la casona de Salta 532.

“Si (los concejales de la oposición) han intentado poner trabas al proyecto del intendente, no han cumplido. Sabíamos la lógica de la votación de la oposición, porque si el Gobernador (Juan Manzur) se opuso, el vicegobernador (Osvaldo Jaldo) dijo ‘no’ y los legisladores alineados a Casa de Gobierno se opusieron, no nos sorprende la votación en el Concejo”, criticó el funcionario municipal.

En la última sesión del Concejo, los ediles sancionaron por unanimidad (18 votos) la expropiación de la casa Sucar. Sin embargo, los miembros de las bancadas Tucumán Crece-PJ y Fuerza Republicana habían adelantado que no acompañarían la venta de la ex Dirección de Tránsito (Buenos Aires 75/79), hasta que no tenga una valuación de base para la enajenación por licitación. Ediles de la oposición habían sugerido que la Intendencia afrontara la expropiación solicitando un crédito o solicitando ayuda a la Nación.

“Buscamos afrontar la indemnización con recursos propios. Una alternativa es mediante readecuaciones presupuestarias que analizan el intendente y el secretario de Hacienda, Cristian Abel. Vamos a seguir con la decisión tomada. La casa Sucar ya es de los tucumanos”, confirmó Berarducci.

Si bien el fin de la expropiación en la ordenanza sancionada era el de un “Paseo Urbano”, el secretario de Gobierno aseveró que se utilizará la casona para fines culturales. Aclaró que mantendrán reuniones con los integrantes del colectivo que mantuvo la lucha para evitar que se demoliera la casa Sucar. El grupo había sugerido el establecimiento de un centro cultural.

Berarducci aprovechó la oportunidad para criticar a los concejales de la oposición, quienes habían dejado sin quórum la primera sesión extraordinaria convocada para expropiar la casa Sucar. Los ediles habían justificado el desplante porque aseguraron que no estaban a favor de vender un inmueble municipal para afrontar la expropiación de la casona. “Apoyaron en el discurso la expropiación pero en los hechos concretos lo que se quiso hacer era desfinanciar la intención de Alfaro”, finalizó el funcionario.

En Esta Nota

Germán Alfaro Casa Sucar
Comentarios