El oficialismo ganaba en los sondeos a boca de urna en Ecuador

El cómputo final dirá si van a segunda vuelta

20 Feb 2017
1

¿GANARÁN?. El presidente Correa y su delfín Moreno festejaban anoche. REUTERS

QUITO.- El candidato oficialista ecuatoriano, Lenín Moreno, estaría cerca de obtener el triunfo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de ayer, según dos sondeos a boca de urna.

A pesar de denuncias de corrupción y de una economía tambaleante que han golpeado al Gobierno del presidente, Rafael Correa, Moreno habría logrado un 39,4% de votos válidos, por encima del banquero opositor Guillermo Lasso, que habría obtenido un 30,5%, según resultados a boca de urna de la firma Cedatos.

Si ninguno de los candidatos logra la mayoría absoluta de los votos válidos, debe obtener, al menos, el 40% con una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre su rival más cercano, para evitar ir a una segunda vuelta el 2 de abril. Cedatos entrevistó a 34.000 personas en 23 provincias del país. Su sondeo tiene un margen de error de 2% y un nivel de confianza del 97%.

Por su parte, la firma Opecuador señaló que Moreno, un administrador de 63 años que sufre de paraplejia, habría ganado en primera vuelta al conseguir el 42,9% de los votos válidos, seguido de Lasso, con un 27,7%.

a candidata opositora Cynthia Viteri habría obtenido un 15,5% de votos válidos, según Cedatos, y 14,7%, según Opecuador.

“A esta revolución no la para nada ni nadie”, dijo Moreno, acompañado de Correa y de un puñado de seguidores tras escuchar los datos de las encuestas. “Hemos ganado estas elecciones en justa lid”.

El nuevo presidente de Ecuador, que gobernará desde el 24 de mayo por un período de cuatro años, tendrá un difícil camino que recorrer para crear empleos, afrontar un abultado endeudamiento y sostener millonarios planes sociales acumulados durante una década de Gobierno de Correa.

El candidato oficialista, ex vicepresidente entre 2007 y 2013, convenció a sus seguidores con la promesa de continuar el proyecto político de Correa, centrado en programas sociales, participación activa del Estado en la economía y una mejor distribución de la riqueza. Los escándalos que salpican a funcionarios cercanos a Correa, en una trama corrupta de la estatal Petroecuador y una red de sobornos de la brasileña Odebrecht, obligaron a que todos los candidatos anunciaran que crearán comisiones especializadas para combatir la corrupción. (Reuters)

Comentarios