Escándalos de corrupción marcan la campaña electoral en Ecuador

La disputa, por el sillón que dejará vacante Rafael Correa, sería entre el oficialista Lenín Moreno y los opositores Cynthia Viteri y César Lasso

13 Feb 2017
QUITO.- Ecuador ingresó en la última semana antes de las elecciones presidenciales del domingo 19, aunque en rigor serán cuatro los días de campaña proselitista, en los que el oficialismo buscará consolidar la ventaja que le dan las encuestas y evitar la segunda vuelta, y los candidatos opositores procurarán definir el segundo lugar, muy disputado, y lograr una perfomance que al menos los deposite en otra ronda.

Son ocho los postulantes que aspiran a sentarse en mayo en el sillón principal del Palacio de Carondelet, ocupado desde hace 10 años por Rafael Correa, aunque las chances de triunfo parecen limitados a tres candidatos, según los sondeos: el oficialista Lenín Moreno, la socialdemócrata Cynthia Viteri y el banquero César Lasso.

En una campaña de pequeños actos y visitas puerta a puerta de los candidatos, de apariciones en radio y televisión y de muy marcada presencia en las redes sociales, la apuesta parece obvia: el oficialismo destaca lo hecho y promete remendar eventuales errores, y la oposición propone un cambio rotundo en los modos y en la acción de gobierno. Unos y otros buscarán inclinar a su favor el enorme porcentaje que todavía aparece de indecisos en los sondeos difundidos hasta el jueves último, ya que la ley prohíbe su publicación en los últimos días de campaña.

Varias denuncias de corrupción ganaron protagonismo en los últimos días, sobre todo las vinculadas a irregularidades en la estatal Petroecuador y los coletazos del llamado caso Odebrecht, la empresa brasileña que ganó obras en toda la región favorecida por el pago de sobornos a funcionarios.

Aunque el presidente Correa limitó su accionar en las últimas semanas a encabezar actos que, en lo formal, son de gestión -inauguración de escuelas y centros de salud, lanzamientos de planes-, sí advirtió sobre la existencia de una “campaña sucia” de parte de algunos medios para atacar al candidato de la oficialista Alianza PAIS. (Télam)

Comentarios