La ausencia de referentes preocupa al PJ

Sectores del FpV piden un cambio generacional y terminar con el autoritarismo en el partido.

Miguel Pichetto. FOTO TOMADA DE LA NACIÓN. Miguel Pichetto. FOTO TOMADA DE LA NACIÓN.
29 Enero 2017
BUENOS AIRES.- La lucha del peronismo por encontrar el liderazgo que les permita presentar un frente organizado se enciende en el año electoral. El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria (FpV), Miguel Pichetto, sostuvo ayer que esa fuerza política debería “terminar con algunas taras autoritarias para poder convertirse en “un partido democrático que sepa hacer oposición”.

“Lo que terminó, terminó”, sostuvo Pichetto en una entrevista publicada ayer en el diario La Nación, en referencia al modelo de conducción que seguía el kirchnerismo.

El senador peronista pidió un cambio generacional y dijo que es necesario terminar con “el modelo de conducción rígido que se ejercitó desde el poder y que nos ha hecho daño en la relación con la sociedad”. En cambio, planteó que el PJ debería encontrar la manera de trabajar como partido opositor.

Cuando se le preguntó si Sergio Massa debería ocupar un lugar dentro del peronismo en 2019, Pichetto evitó una respuesta frontal diciendo que el partido debería superar algunos rasgos autoritarios que lo perjudican.

Por otra parte, se mostró contrario a una alianza electoral con Nuevo Encuentro, el partido que conduce Martín Sabbatella: “no me interesa devaluar a nadie pero no es relevante en términos de votos”, opinó.

“El armado de una alternativa tiene que tener una clara visión internacional, una propuesta económica para no volver a cometer errores y un modelo para la seguridad pública. No se puede improvisar más en el Gobierno”, puntualizó.

Sostuvo que el peronismo no debe “hacer política de bloqueo” en el Congreso, pero tampoco “votar cuestiones que vayan en contra de los trabajadores y de la industria nacional”.

Dijo que las elecciones de octubre próximo serán “de distrito” y opinó que los gobernadores que ganen los comicios van a quedar bien posicionados para las presidenciales de 2019.

“La provincia de Buenos Aires es muy importante para el Gobierno y también para el peronismo: puede empezar un proceso de reconstrucción o puede implicar que la situación del peronismo se complique más y sea más difícil la recuperación para 2019”, puntualizó Pichetto

Luego del análisis que hizo del partido al cual pertenece, se refirió a su tarea como parlamentario.

En primer lugar, descartó la posibilidad de establecer una serie de cambios en el proceso electoral. En este sentido, sostuvo que le parecía “difícil reabrir el debate y volver a instalar en un año electoral el voto electrónico”, dijo en referencia a la boleta electrónica que se usó en la Capital Federal en la última elección y que el Gobierno nacional quiere extender a todo el país.

En un momento en que la tensión entre el Ejecutivo y ciertos sectores del sindicalismo -especialmente de la CGT- va en aumento, se mostró pesimista sobre el futuro de una ley de reforma laboral.

“La experiencia histórica demuestra que no pasaría. El peronismo ha tenido siempre un fuerte compromiso con los sectores sindicales y cuando eso no ocurrió, como con la reforma de la Alianza, terminó en un proceso de deterioro de las instituciones. Repetir esa experiencia me parece nefasto”, concluyó el senador. (Télam)

Comentarios