Los cinco paradores “top” de la costa argentina - LA GACETA Tucumán

Los cinco paradores “top” de la costa argentina

Los lugares donde se combina el mar, la arena y el sol con buena música, comidas y masajes.

24 Ene 2017
6

============06 ANT REC "B" (11129774)============
rélax en la playa
============01 TIT 48 Centrado (11129773)============
Los cinco paradores “top” de la costa argentina
============05 SUM CENTRADO "B" (11129772)============
Si estás por arrancar las vacaciones y tu destino será alguna playa del país, te mostramos los paradores más buscados de la temporada, donde se combina el mar, la arena y el sol con buena música, comidas y masajes. El UFO Point de Pinamar se convierte en boliche durante las noches y el Hemingway, de Cariló, cuenta con un restaurante especializado en mariscos. 
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11129771)============
Hemingway
Cariló
Si estás en Cariló, lo recomendable es visitar un balneario que lleva el nombre de un escritor: Hemingway. Ubicado en el cruce de las calles Lumbertiana y Avutarda, tiene capacidad para 150 carpas distribuidas en tres patios y con sombrillas dispuestas en líneas delante de la última de las carpas. El alquiler de una carpa incluye cuatro sillas, mesa y una reposera. Para reservar una, lo ideal es ingresar al sitio del parador (www.paradorhemingway.com).
Con una amplia terraza al mar y con una gran variedad de platos con mariscos, el plan ideal es sentarse a almorzar mirando a la playa. Son famosas las rabas que se sirven cada mediodía.
Además, de tomar sol y meterte al mar, hay otros modos de divertirse: el clásico picado de fútbol en la playa, voley y clases de crossfit. Para los niños se ofrecen talleres de manualidades, como pintura y escultura. El parador también cuenta con un spa dentro de su terreno. Allí podrás disfrutar de masajes de todo tipo y baños de vapor. 
Maverick
San Bernardo
“Llegás a la avenida principal de San Bernardo (Costanera al 2.600) y es el primer parador con el que te cruzás. Donde se junta la gente joven”, comenta Pablo Martínez, un joven tucumano estudiante de Ingeniería que se encuentra de veraneo en esa ciudad. El centro del parador es una cabaña que funciona a modo de club, en cuyo frente estacionan los autos. Tiene un camino de escaleras que conducen hacia la arena. “Hay un deck en el que podés sentarte y mirar el mar”, explica el estudiante.
En la zona de la playa conviven en armonía las carpas con las sombrillas. La comida puede comprarse a los vendedores ambulantes o (con mucha más onda) en los nuevos food trucks que ofrece comidas rápidas: pizzas, papas fritas y sánguches. Además del mar, la gente pasa los días haciendo picados de fútbol y jugando al voley, entre otras cosas. 
UFO POINT  
Pinamar
Es el predilecto de los jóvenes. De día uno puede disfrutar de las olas, la arena y el sol, como una playa normal. La diferencia es que con el crepúsculo, UFO Point no cierra sus puertas: se encienden los parlantes y el parador se transforma en un boliche.
El alquiler de sombrillas incluye el consumo de agua y frutas sin cargo. Dentro del lugar, además, se puede almorzar o cenar. Los platos favoritos de los veraneantes son los ñoquis rellenos y los mariscos, según cuentan quienes lo frecuentan todos los veranos. 
Mediterráneo 
Miramar
En la “ciudad de los niños” existe un parador que acapara la atención. Sobre la ruta 11, en el lote 22, un conjunto de carpas de seis metros cuadrados de color verde marino anticipa un ambiente familiar.
Para los chicos y para quienes no soporten el frío del mar hay piletas. Cancha de paddle, fútbol de playa y voley se encuentran entre sus opciones para los que quieran practicar deportes. El salón de usos múltiples también está disposición de quienes quieran resguardarse del sol y del calor.
Destino arena
Mar del Plata
El parador combina el calor de la arena con la actividad física: caminatas, yoga, masajes y meditación. También nos encontramos con un spa en el que se pueden recibir tratamientos alternativos, como la fangoterapia.
Atrae mucho a los jóvenes, porque durante los atardeceres es el escenario de fiestas electrónicas que ayudan a calentar la noche.
Además de contar una increíble vista al mar, el lugar cuenta con una pileta bordeada por palmeras. Al lado de la piscina y salteando las sillas, se encuentra el bar. Con un toque de originalidad se ofrecen tragos “antiresaca” (compuestos por miel, naranja, limón y pomelo) y batidos detox.
Si estás por viajar a “Mardel” y querés llegar a este parador, seguí la ruta provincial 11 hasta la rotonda de El Faro.
============01 TEX VARIOS ITEMS 2 (11130651)============
pinamar
Al sol, en sillones, decks y sobre la mismísima arena: así se disfruta en uno de los destinos más importantes del país.

Si estás por arrancar las vacaciones y tu destino será alguna playa del país, te mostramos los paradores más buscados de la temporada, donde se combina el mar, la arena y el sol con buena música, comidas y masajes. El UFO Point de Pinamar se convierte en boliche durante las noches y el Hemingway, de Cariló, cuenta con un restaurante especializado en mariscos. 

Hemingway, en Cariló
Si estás en Cariló, lo recomendable es visitar un balneario que lleva el nombre de un escritor: Hemingway. Ubicado en el cruce de las calles Lumbertiana y Avutarda, tiene capacidad para 150 carpas distribuidas en tres patios y con sombrillas dispuestas en líneas delante de la última de las carpas. El alquiler de una carpa incluye cuatro sillas, mesa y una reposera. Para reservar una, lo ideal es ingresar al sitio del parador (www.paradorhemingway.com).

Con una amplia terraza al mar y con una gran variedad de platos con mariscos, el plan ideal es sentarse a almorzar mirando a la playa. Son famosas las rabas que se sirven cada mediodía.
Además, de tomar sol y meterte al mar, hay otros modos de divertirse: el clásico picado de fútbol en la playa, voley y clases de crossfit. Para los niños se ofrecen talleres de manualidades, como pintura y escultura. El parador también cuenta con un spa dentro de su terreno. Allí podrás disfrutar de masajes de todo tipo y baños de vapor. 

Maverick, en San Bernardo
“Llegás a la avenida principal de San Bernardo (Costanera al 2.600) y es el primer parador con el que te cruzás. Donde se junta la gente joven”, comenta Pablo Martínez, un joven tucumano estudiante de Ingeniería que se encuentra de veraneo en esa ciudad. El centro del parador es una cabaña que funciona a modo de club, en cuyo frente estacionan los autos. Tiene un camino de escaleras que conducen hacia la arena. “Hay un deck en el que podés sentarte y mirar el mar”, explica el estudiante.
En la zona de la playa conviven en armonía las carpas con las sombrillas. La comida puede comprarse a los vendedores ambulantes o (con mucha más onda) en los nuevos food trucks que ofrece comidas rápidas: pizzas, papas fritas y sánguches. Además del mar, la gente pasa los días haciendo picados de fútbol y jugando al voley, entre otras cosas. 

UFO Point, en Pinamar
Es el predilecto de los jóvenes. De día uno puede disfrutar de las olas, la arena y el sol, como una playa normal. La diferencia es que con el crepúsculo, UFO Point no cierra sus puertas: se encienden los parlantes y el parador se transforma en un boliche.
El alquiler de sombrillas incluye el consumo de agua y frutas sin cargo. Dentro del lugar, además, se puede almorzar o cenar. Los platos favoritos de los veraneantes son los ñoquis rellenos y los mariscos, según cuentan quienes lo frecuentan todos los veranos. 

Mediterráneo, en Miramar
En la “ciudad de los niños” existe un parador que acapara la atención. Sobre la ruta 11, en el lote 22, un conjunto de carpas de seis metros cuadrados de color verde marino anticipa un ambiente familiar.
Para los chicos y para quienes no soporten el frío del mar hay piletas. Cancha de paddle, fútbol de playa y voley se encuentran entre sus opciones para los que quieran practicar deportes. El salón de usos múltiples también está disposición de quienes quieran resguardarse del sol y del calor.

Destino arena, en Mar del Plata
El parador combina el calor de la arena con la actividad física: caminatas, yoga, masajes y meditación. También nos encontramos con un spa en el que se pueden recibir tratamientos alternativos, como la fangoterapia.
Atrae mucho a los jóvenes, porque durante los atardeceres es el escenario de fiestas electrónicas que ayudan a calentar la noche.
Además de contar una increíble vista al mar, el lugar cuenta con una pileta bordeada por palmeras. Al lado de la piscina y salteando las sillas, se encuentra el bar. Con un toque de originalidad se ofrecen tragos “antiresaca” (compuestos por miel, naranja, limón y pomelo) y batidos detox.
Si estás por viajar a “Mardel” y querés llegar a este parador, seguí la ruta provincial 11 hasta la rotonda de El Faro.

Comentarios