“Es un camino lleno de sorpresas el de la música” - LA GACETA Tucumán

“Es un camino lleno de sorpresas el de la música”

La cantante tucumana se presentará esta noche en el Festival de Doma y Folclore de Jesús María. En febrero grabará su segundo disco.

12 Ene 2017
1

ABRIÉNDOSE CAMINO. Belén Herrera es una de las jóvenes y ascendentes intérpretes del folclore. la gaceta / foto de hector peralta (archivo)

Un aroma a zamba la envuelve. Despierta los latidos de su juventud y se entrega con fervor al canto. Por su boca colorada, porque es noche cerrada su pelo, se reconoce que Belén Herrera es tucumana. Este jueves, los cordobeses podrán escucharla cuando pise el escenario del Festival de Doma y Folclore de Jesús María. En la ocasión, será acompañada por Eduardo Issa Osman en batería, Luciano Aragón en bajo, Marcelo Vera y Federico Abregú en guitarra y Emmanuel Bazán en bandoneón. Será el punto de partida de otras presentaciones en Tafí del Valle, en El Mollar y en La Rioja.

- ¿En febrero comenzará a gestarse tu segundo disco?

- Sí, lo grabaré en Buenos Aires. Contará con composiciones de El Paz Martínez, Abel Pintos, Peteco Carabajal, Jorge Milikota (soy fanática de él), Ramón Sad, Rubén Cruz y Pedro Guerra, entre otros, e incluirá temas míos. Posiblemente, tendré de invitados a Abel Pintos y a Peteco Carabajal, de acuerdo con lo que me dijo mi productor Hugo Casas. Lo tomemos por ahora como un anhelo, una ilusión…

- ¿Cómo naciste al folclore?

- Soy hija de un gran soñador, un gran cantor, quien acomodó su vida para poder dedicarle gran parte a la música. Ricardo Herrera, mi padre, fue una de las voces de Los Amancay, grupo al cual le debo muchas cosas, como las hermosas vivencias musicales que tuve desde niña. Ver a mi padre lustrar sus botas, a mi madre ordenar el traje de gaucho… los viajes, conocer grandes artistas como los Tucu Tucu, a Abel Pintos cuando yo recién comenzaba, Los Cantores del Alba… Vivo el folclore desde que mi mamá me tenía en la panza. No conozco otra cosa… Luego conocí a un gran maestro y persona: el profe José María Montini, un ídolo de muchos, un gran músico que acompaña a la juventud en sus sueños. Él fue quien me hizo conocer a los autores tucumanos. Todo mi respeto y cariño para el profe.

- Provenís de una familia con varios no videntes, ¿cómo influyó esa ceguera familiar en tu vida y en el canto? ¿Te hizo ver el mundo desde otra perspectiva?

- Los Herrera eran cinco hermanos, no he tenido la suerte de compartir con todos ellos porque Dios se los llevó antes, pero crecí escuchando a mi tío Leoncio, quien siempre me incentivó a cantar, era un gran músico, me ayudó con el examen de ingreso al Instituto de Música hace varios años y me regaló la guitarra con la que rendí varias veces… sigo con ella. La ceguera de mi familia me permitió ver más allá, ¡vaya ironía! Mis tíos fueron un ejemplo de personas capaces de llevar a cabo sus metas. Yo que puedo ver, ¿cómo no voy a luchar por mis sueños? Es inaceptable no creer en uno mismo. Todos tenemos la capacidad de hacer cosas, por ahí los medios son distintos.

- ¿Cuáles intérpretes te provocan admiración?

- Admiro a Mercedes Sosa, a Alfredo Ábalos… No tengo fanatismo por ningún artista... Pero hay canciones que te invitan a volar y hay artistas que saben ponerle el corazón a las letras y a la música.

- ¿Es un camino difícil el que has elegido?

- No sé si es un camino difícil el de la música. Solo sé que es un camino lleno de sorpresas, todo el tiempo estás aprendiendo algo. Deseo que esta sea mi profesión hasta el último día de mi vida. Amo cantar. Quiero vivir feliz.

Temas

Cosquín
Comentarios