Cayó el yerno de “El Gordo Vaca”, que sería su cobrador

Llevaban dos meses buscándolo por estar acusado de integrar una banda narco. Con la detención de “El Seco Dany”, ya son 13 los presuntos miembros de la organización que están presos por orden de Poviña.

08 Ene 2017
1

LO ATRAPARON EN LA CALLE. Los policías de la Digedrop le secuestraron dinero y la motocicleta en la que se desplazaba. FOTO DE POLICÍA DE TUCUMÁN

El día que la Policía allanó las viviendas de Luis “El Gordo Vaca” Vega y su banda, no lo encontró. Pero el viernes a la noche lo atraparon, cuando viajaba en moto. Se trata de Marcelo Daniel Salguero (“El Seco Dany”), de quien se sospecha que era un cobrador muy cercano del líder de la organización.

A Salguero lo buscaban desde principios de noviembre, cuando el juez federal Fernando Poviña ordenó la captura de “El Gordo Vaca” y su banda, a quienes acusa de ser narcotraficantes. Hasta el viernes eran 12 los presuntos miembros de la organización que ya estaban tras las rejas, pero antes de la medianoche consiguieron atrapar a “El Seco Dany” y la cifra se elevó a 13.

Lo detuvieron policías de la Digedrop, dirigidos por el comisario Jorge Nacusse. Salguero circulaba en motocicleta por Adolfo de la Vega y Lamadrid cuando fue divisado por los uniformados, que lo redujeron y lo esposaron. Fuentes del caso explicaron por qué “El Seco Dany” era tan importante para la organización. Según dijeron, es el yerno de “El Gordo Vaca”, quien dirige la banda. Por eso habría tenido a su cargo la importante misión de realizar las cobranzas, además de conseguir compradores mayoristas de cocaína y marihuana. Las fuentes agregaron que esas tareas eran desempeñadas con la colaboración de su novia, la hija del líder.

El fiscal federal Pablo Camuña, quien investiga a la banda, tiene pruebas de que esta organización se dedicaba a traer droga desde distintas provincias para luego procesarla, fraccionarla y venderla a redes de narcomenudeo que operan en el sur del Gran San Miguel de Tucumán, La Bombilla, Villa Carmela y Las Talitas, entre otros puntos. Además, alquilaban casas para acopiar cocaína y marihuana sin levantar sospechas. Incluso, según confiaron fuentes de la investigación, esas viviendas tenían los muebles indispensables para no llamar la atención de ningún vecindario.

Cambio de vida

Quienes conocen a “El Gordo Vaca” se sorprenden ante el repentino cambio de vida que tuvo en los últimos tiempos. Según comentaron algunas personas a este diario, pasó de ser un humilde vendedor ambulante a movilizarse en autos de lujo, llevar joyas e implantes dentales de oro y pasearse con mujeres.

Según Camuña, su organización es una de las tres grandes bandas narcos que operaban en Tucumán y que fueron desbaratadas. Las otras dos son la de “El Gordo” Rogelio y la de César Trayán, cuyo caso cobró popularidad por tratarse de un ex empleado del legislador Ramón Santiago Cano.
Comentarios