La Fundación Miguel Lillo homenajeó a nueve diputados nacionales - LA GACETA Tucumán

La Fundación Miguel Lillo homenajeó a nueve diputados nacionales

Federico Masso, Juan Casañas, Teresita Villavicencio, Miriam Gallardo, Nilda Mabel Carrizo y Walter Marcelo Santillán, fueron algunos de los que participaron del acto.

27 Dic 2016
1

DIPUTADOS RECIBEN SU DIPLOMA. GENTILEZA DE LA FUNDACIÓN MIGUEL LILLO

La Fundación Miguel Lillo hizo un reconocimiento a nueve diputados nacionales por Tucumán. En un pequeño acto en las instalaciones de la institución científica, las autoridades quisieron agradecer la gestión a los funcionarios, que fueron un gran apoyo en la consecusión de la partida presupuestaria para 2017 y en la defensa de todos los puestos de trabajo.

En un acto de agradecimiento a la gestión, autoridades de la fundación homenajearon a nueve diputados en la sede del Microcine de la institución. Participaron Federico Masso, Juan Casañas, Teresita Villavicencio, Miriam Gallardo, Nilda Mabel Carrizo y Walter Marcelo Santillán.

La Comisión Asesora Vitalicia de la Fundación Lillo, integrada por Eduardo García Hamilton (presidente), Julio Paz (vice presidente), Francisco Sassi Colombres (secretario), Nicanor Rodríguez del Busto (tesorero) y Carlos Rossini, Juan Carlos Díaz Ricci, Rodolfo Terán, José Frías Silva (vocales), y Susana Graciela Aranda (Directora), destacó la labor que tuvieron los funcionarios en la Nación para dar a conocer el trabajo científico de la institución en la Cámara. "En este sencillo acto, queríamos darles las gracias por haber defendido a Tucumán y a nuestra institución para que la labor científica tan trascendente que lleva a cabo esta institución siga en pie", remarcaron los directivos.

“Siempre es bueno cuando hay que reconocer a alguien. Y las autoridades de la Fundación Lillo no queríamos terminar el año sin que tuviéramos este gesto de gratitud hacia ustedes", expresó el vocal Rossini. “Sentimos la necesidad de reconocerlos, porque nos consta que han tenido que batallar mucho para defender los intereses de la Fundación", concluyó.

Este año la Fundación Miguel Lillo fue una de las instituciones científicas que estuvo en riesgo de perder más de 100 puestos de trabajo dado el recorte presupuestario de $ 40 millones. Situación que, gracias a meses de gestiones en Buenos Aires tanto de las autoridades de la institución como de los representantes en la Cámara de Diputados, pudo revertirse. 

Comentarios