"Si el Gobierno no puede dar respuestas concretas, pediremos comida en los supermercados"

Organizaciones sociales se movilizaron hacia la Casa de Gobierno. Pidieron que se declare la emergencia social en la provincia y el pago de un bono de fin de año.

27 Oct 2016
1

Las organizaciones sociales reclamaron al Gobierno la declaración de la emergencia social provincial, el pago de un bono de alrededor de $ 2.000 y puestos de trabajo. Además, pidieron la conformación de un comité de crisis, integrado por este sector, la Iglesia, los empresarios y el Estado. Los militantes se movilizaron hoy hacia la Casa de Gobierno, en el microcentro de la capital tucumana, lo que generó el corte del tránsito de vehículos.

“En Tucumán, un 42% (de la población) está ubicado entre pobreza e indigencia. La situación es gravísima a nivel social y, por eso, necesitamos respuestas del Gobierno de la provincia”, explicó Hugo Heredia, coordinador del Frente Popular Darío Santillán. “Estamos en el último trimestre del año, un período muy sensible para los sectores populares. Pedimos 50.000 puestos de trabajo a la Provincia. Esperamos respuestas concretas para no volver a la plaza Independencia.”, añadió.

Estaba prevista una reunión entre los referentes de las organizaciones y funcionarios gubernamentales.

Facundo Ramos, coordinador provincial de Barrios de Pie, dijo que el pedido sectorial es de un bono de emergencia que cubra la mitad del valor de una canasta básica alimentaria, de unos $ 4.000. “Ratificamos nuestra demanda al Gobierno provincial; lo planteamos hace varios meses. Es un momento muy complicado en la Argentina, especialmente, en Tucumán. El sinceramiento de las cifras del Gobierno nacional ha demostrado que tenemos un 32% de pobres a nivel nacional. En Tucumán, esa cifra es de 35% de pobreza y 7% de indigencia”, comentó el dirigente.

Con la mirada en diciembre

Ambos dirigentes insistieron en que diciembre será un mes sensible para los sectores populares y afirmaron que el Poder Ejecutivo (PE) deberá garantizar la paz social a fin de año.

“El problema central es que el Gobierno tiene que ser garante de la paz. El Ejecutivo tiene que ver cómo resuelve la situación de las organizaciones sociales, que contenemos a miles de familias que no tienen posibilidad de trabajo y van a un merendero. Si el Gobierno no puede dar respuestas concretas, nos obligará a tener que ir a pedir ayuda alimentaria a los supermercados”, advirtió Ramos.

Por su parte, Heredia enfatizó: “somos organizaciones sociales que apelamos al protagonismo social en las calles. Creemos que el Gobierno es el que tiene que garantizar la paz social con medidas que resuelvan la situación de fondo en Tucumán. Siempre apelamos a la organización popular y no saldremos a hacer otra cosa que manifestarnos”.

Comentarios