Una contratista de la Municipalidad de Yerba Buena aportó para la campaña de Macri - LA GACETA Tucumán

Una contratista de la Municipalidad de Yerba Buena aportó para la campaña de Macri

“Esto se llama devolución de favores”, acusó el concejal Aguirre, aludiendo a Reale Dalla Torre, que había consignado una dirección inexistente. Ediles requerirán a Campero una copia del contrato.

09 Oct 2016
1

EN LA CIUDAD JARDÍN. La consultora RDT había fijado como domicilio especial en el municipio de Yerba Buena la dirección Paraguay 1201, que no existe. la gaceta / Foto de José Nuno

Dos de los dueños de la consultora Reale Dalla Torre (RDT), que habría consignado con una dirección inexistente para ser contratada por la Municipalidad de Yerba Buena, aparecen entre los aportantes de la campaña electoral del presidente Mauricio Macri, según la rendición de cuentas que hizo Cambiemos. Esta curiosidad surge del informe financiero que esa alianza política le entregó a la Cámara Nacional Electoral, para dar a conocer sus gastos en las elecciones primarias, abiertas y simultáneas (PASO) del año pasado.

En esa lista de donantes de Macri, figuran los empresarios mendocinos Adrián Dalla Torre y Jorge Reale -dueños de la consultora-, con un aporte de $ 95.000 cada uno. Se trata del monto más alto entre los privados. El listado completo está disponible en la página web de la Cámara.

La información se conoce luego de que trascendiera -hace unos días y en estas páginas- que el municipio había firmado un contrato con esa empresa en agosto último, para que elabore un estudio sociocultural. Sin embargo, cuando un empleado municipal del área de Despacho concurrió a una de las sedes establecidas por la firma, en la calle Paraguay al 1.200, se dio con que se había fijado una dirección falsa. Consultado sobre eso, el jefe de Gabinete, Manuel Courel, argumentó que se trató de un error administrativo, debido a que, por una disposición interna, los contratistas deben tener domicilio en esa ciudad. El informe de Reale Dalla Torre tendrá un costo de $ 223.000.

La noticia repercutió en el Concejo Deliberante. El viernes, los concejales peronistas Walter Aráoz y Héctor Aguirre le mandaron una nota al presidente del cuerpo, Javier Jantus. En ese expediente, le piden que, de modo institucional, le requiera al intendente radical Mariano Campero que les entregue el contrato entre el municipio y la consultora, para analizarlo.

“Para mí, esto se llama devolución de favores”, le dijo Aguirre a LA GACETA. Luego añadió que quiere saber cómo hará el contador general del municipio, Adolfo Haga, para imputar este gasto. Y lo desafió a que dé a conocer las contrataciones directas y las licitaciones hechas en su gestión.

Consultado sobre la solicitud, Jantus respondió que el martes próximo le requerirá a Campero una copia del contrato. “Si han hecho una contratación indebida, deberán justificarla. Y si es correcta, podrán avanzar”, expresó.

El 25 de agosto, al firmar el contrato, Reale Dalla Torre Consultores SA consignó dos direcciones: Primitivo de la Reta 1.010, quinto piso, departamento “A”, en la capital de Mendoza; y el “domicilio especial” de la calle Paraguay. En la página web de la compañía figura además una dirección en Buenos Aires, Humboldt 1.550, primer piso. Hasta ahí fueron, el jueves pasado, los ediles Pedro Albornoz Piossek -del macrismo- y Lucas Cerúsico -del radicalismo- en busca de explicaciones. “No nos recibieron. Y unas horas después, nos llamó Reale. Nos dijo que se trataba de un error, y que había sido solucionado”, relata Albornoz Piossek. Esa explicación -no obstante- no le convenció. Por eso anticipa que va a pedir, vía expediente administrativo, que se suspenda el pago a la firma hasta que se aclare la situación.

Comentarios