Habría utilizado una dirección falsa para poder ser contratada - LA GACETA Tucumán

Habría utilizado una dirección falsa para poder ser contratada

El municipio rubricó un contrato con la empresa Reale Dalla Torre, que en realidad está radicada en Mendoza y Buenos Aires Un empleado de Despacho reveló que una consultora no tenía sede en su municipio

04 Oct 2016
1

NINGUNA OFICINA. El empleado de Despacho del municipio recorrió Paraguay al 1.200 de Yerba Buena. la gaceta / foto de josé nuno

La Municipalidad de Yerba Buena está trabajando en el rediseño del Código de Planeamiento Urbano. Con ese objetivo, la gestión del intendente, Mariano Campero (UCR), contrató a la empresa Reale Dalla Torre Consultores SA (RDT), de origen mendocino y con oficinas en Buenos Aires, para que elabore un estudio sociocultural, indagando -entre otros puntos- cuáles con “los temas que impactan directa o indirectamente” entre los vecinos de “Ciudad Jardín”.

El acuerdo fue rubricado el 25 de agosto por el jefe municipal y por el dueño de la compañía. El problema surgió cuando un empleado del área de Despacho de la Municipalidad concurrió a una de las sedes establecidas por la firma RDT, en calle Paraguay 1.201, de Yerba Buena. Tras revisar una y otra vez la numeración de las propiedades de esa zona y preguntarles a vecinos, el trabajador descubrió que, en realidad, se había fijado una dirección inexistente.

Desde la Intendencia se explicó que se trató de “un error administrativo” (ver nota aparte), ya que, por una disposición interna, las contratistas que prestan servicios a la Intendencia deben tener domicilio en la “Ciudad Jardín”. Más allá de lo sucedido, el informe de RDT -que tendrá un costo de $ 223.000- ya está en marcha.

La consultora fue contactada por la gestión municipal tras la recomendación de otra empresa con la que se está elaborando la reforma del Código de Planeamiento Urbano, Sociedad y Territorio. RDT, además, presta servicios para otros distritos que están revisando esa normativa, como Ciudad de Buenos Aires, confiaron fuentes oficiales.

El 25 de agosto, al firmar el contrato, Reale Dalla Torre Consultores SA consignó dos direcciones: Primitivo de la Reta 1.010, quinto piso, departamento “A”, en la capital de Mendoza; y un “domicilio especial” en calle Paraguay 1.201, Yerba Buena.

Los detalles

Según el convenio, el objetivo de la consultoría es “realizar un estudio integral de la realidad política, social y económica de la ciudad de Yerba Buena para la definición y formulación de políticas públicas”.

Con el informe se buscará identificar, entre otros puntos, cuál es “la reputación del perfil aspiracional” en la “Ciudad Jardín”; “conocer acerca de la predisposición de los ciudadanos con respecto a todo lo que el municipio dice, hace o propone”; “evaluar las expectativas respecto de la gestión y analizar las expectativas futuras de la población”; y “determinar el índice de confianza en la gestión”.

En el documento consta que la muestra será de “450 casos completos” y el plazo de elaboración, de 45 días. En la cláusula novena, referida a los domicilios, la firma RDT fijó su sede en Mendoza. Sin embargo, el empleado de Despacho que debía notificar a la consultora sobre la vigencia del contrato se dirigió a la dirección establecida en Yerba Buena. “Me apersoné en la calle Paraguay al 1.200 de esta ciudad y no encontré la numeración 1.201. Preguntando a vecinos de la zona me comentaron que no hay ninguna empresa Reale Dalla Torre y tampoco conocen al señor Reale, Jorge”, redactó el trabajador municipal.

Ante esto, la directora de Despacho, Elsa Frías, se dirigió a la Dirección de Asuntos Jurídicos, a cargo de Mario Salvo, para consultar los procedimientos a seguir en el caso. Según fuentes oficiales, se subsanará el “error administrativo” y la consultora podrá elevar el informe social, cultural y económico, que en la gestión municipal consideran clave para la reforma del Código de Planeamiento Urbano.

La nota formal en la que un empleado de Despacho de la Municipalidad de Yerba Buena confirmó que la empresa Reale Dalla Torre Consultores SA (RDT) había fijado una dirección inexistente en esa ciudad no cayó bien en la administración de la “Ciudad Jardín”. “Tenemos un compromiso muy grande con la difusión de los actos de gobierno. No tenemos nada que ocultar. Esto ha sido un error administrativo, nada más que eso”, dijo el jefe de Gabinete municipal, Manuel Courel, uno de los hombres de confianza del intendente, Mariano Campero (UCR).

El funcionario aclaró que el “domicilio especial” establecido por al firma RDT en calle Paraguay 1.201 fue producto de un “exceso de formalismo” por parte de la Dirección de Despacho, que se dirigió a esa sede en lugar de la dirección fijada en la provincia de Mendoza. “Ahora vamos a notificar el domicilio legal, que es donde realmente están las oficinas”, añadió Courel.

Insistió luego en que no hubo dolo en el trámite. “Tenemos una política de gobierno de apertura y transparencia. No ocultamos nada, está todo a disposición y tenemos nuestros teléfonos y los expedientes abiertos de forma íntegra. Todavía no de la manera en que nos gustaría, pero trabajando en un proceso de modernización”, explicó el funcionario municipal. Entre los planes establecidos con ese objetivo está la difusión a través de la página web del municipio de los actos de gobierno. “Vamos haciendo más de 30 licitaciones desde que asumimos. Y antes, en la gestión de (Daniel) Toledo (FPV), era todo por contrato directo”, advirtió Courel. Y rescató la reciente visita del ministro de Modernización de la Nación, Andrés Ibarra, para la implementación de planes de capacitación para empleados municipales.

Comentarios