A Lince le gusta jugar con fuego

Se especializa en revertir partidos que parecen perdidos.

13 Sep 2016
1

DÉFICIT. “En los primeros tiempos nos cuesta tener la pelota”, acepta La Giglia. LA GACETA / FOTO DE Analía Jaramillo

Jockey no puede decir que lo haya sorprendido la forma en que perdió el domingo frente a Lince, al que derrotaba 23-7 ya entrado el segundo tiempo, antes de caer 29-28. Primero, porque fue un deja vu de lo que ya había pasado cuando se enfrentaron por la fase clasificatoria: los “Cañeros” ganaban 16-0 de visitante, pero los “Grises” lo dieron vuelta con 21 tantos en el último cuarto de hora. Y segundo, porque no es nada personal: esto de revertir partidos que ya parecen perdidos es casi una costumbre de los de Silvano Bores en este Regional.

Sin ir más lejos, basta recordar la gran remontada sobre Gimnasia y Tiro en la fecha anterior, también de local, cuando pasaron de perder 24-3 a ganar 29-27. Y ni hablar del recordado triunfo sobre Lawn Tennis, que a la postre fue el que dejó a los “Benjamines” fuera del Súper 8 por primera vez: ya en el complemento, el tablero favorecía a los visitantes 31-6, y se cerró 32-31 para los locales.

“Los cambios fueron claves en todos esos partidos”, señala Franco González La Giglia. “Con la pelota en la mano somos capaces de hacerle mucho daño a cualquiera, y en todos esos partidos nos faltótenerla en el primer tiempo, por no poder dominar las formaciones. Nos dedicábamos a defender nomás”, agrega el medio scrum.

Claro que en casos como estos, lo mental juega un papel fundamental. Como suele decirse, es cuestión de cabeza. “Sí, cuando nos sale una, listo. Cambia mucho la cabeza de todos y es contagioso. Mejora la concentración en general. Pero no sé por qué eso no se da de entrada y recién pasa en el segundo tiempo”, comparte su desconcierto el 9.

Efectivamente, Lince es mucho más peligroso después del descanso. Lo sabe también Santiago Lawn Tennis, que lo vencía 15-9 y perdió 36-15. “Nosotros salimos a ganar desde el minuto 1 siempre, pero en el primer tiempo nos cuesta estar finos en la obtención. Si tuviéramos la pelota la misma cantidad que en el segundo tiempo, sería otra la historia. Hasta podríamos estar hablando de un Súper 8”, asegura Franco.

Comentarios