Los abogados defienden a un profesor, pero los alumnos lo reprueban

El profesor Pascual Viejobueno, quien habría criticado el matrimonio igualitario, quedó en el centro de la polémica.

BESOS Y ABRAZOS. Organizaciones sociales y partidos de izquierda protestaron frente a la Facultad. BESOS Y ABRAZOS. Organizaciones sociales y partidos de izquierda protestaron frente a la Facultad.
07 Julio 2016
La decana de la facultad de Derecho, Adela Seguí, recibió una nota con la firma de 120 abogados en la que se plantea su preocupación por lo que consideran “un ataque a la libertad de enseñanza y expresión de un profesor de esta alta casa de estudios”.

“Por un diario local, hemos tomado conocimiento de la existencia de una denuncia por discriminación y homofobia, contra el profesor Pascual Viejobueno, docente honorable de nuestro conocimiento, por parte del grupo político Franja Morada, del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNT. Conforme surge del artículo periodístico, el docente habría expresado su juicio crítico sobre una ley vigente, a saber la Ley 26.618”, dice la nota. La expresión hace referencia a la queja del grupo de estudiantes contra Viejobueno porque en una clase se habría expresado en contra de la ley de matrimonio igualitario, a la que habría tildado de “antinatural”.

“Consideramos muy peligroso que en una Universidad se pudiera sancionar a un docente por exponer su punto de vista acerca de las supuestas bondades de una ley. Y parece contrafáctico que lo promueva nada menos que la FM, que siempre bregó por la libertad de Cátedra. “Lo que está en juego aquí, es nada menos que las libertades de expresión y de Cátedra. Se está atacando la libertad de un docente de generar en sus alumnos la capacidad de desarrollar juicio crítico en el camino de la búsqueda de la verdad. La excelencia educativa exige de un profesor de ciencias sociales exponer las distintas vertientes de pensamiento respecto de los temas objeto de estudio”, añadieron los letrados.

Otro planteo

Paralelamente, el alumno de Derecho y presidente de la agrupación estudiantil “En Rebeldía”, Blas Sánchez Ovadilla, presentó otra denuncia contra Viejobueno ante el Consejo Directivo de la facultad. Allí plantea que el docente incurrió en “discriminación agravada” y “violencia institucional”.

“No sólo se violentaron derechos conquistados por la comunidad Lgbttiq (lésbico, gay, travesti, transexual, transgénero, bisexual, intersexual y queer), sino también derechos de niños, personas sin recursos económicos, pueblos originarios, mujeres y comunidad en general”, argumentó Sánchez Ovadilla. Además, ayer a la mañana se realizó una “besada” pública frente a la facultad de Derecho y se interrumpió el tránsito en repudio a los dichos del docente.

Comentarios