Abren una biblioteca y salas de arte y teatro - LA GACETA Tucumán

Abren una biblioteca y salas de arte y teatro

La actividad independiente suma un nuevo e importante espacio ubicado en el interior de El Árbol de Galeano

21 May 2016
3

-EDIFICIO. En el fondo del pub se reconvirtió el edificio vecino, que estaba destinado a oficinas comercialeslLA GACETA / FOTOS DE OSVALDO RIPOLL.-

Un nuevo espacio para las artes visuales y escénicas se inaugurará en la ciudad esta noche: El Club Cultural de El Árbol de Galeano (Virgen de la Merced 435), funcionará en el interior de la fonda cultural, en un pequeño edificio vecino que antes estaba separado de la construcción. De hecho, El Club Cultural ya fue abierto parcialmente cuando se montó la muestra “Lucha libre” a mediados de abril con la participación de artistas argentinos, mexicanos y de otros países.

El Club Cultural se suma así, en pleno centro, a otras iniciativas independientes, de teatristas y/o gestores que, a pesar de la crisis, apostaron por el arte. La anterior fue el Centro Cultural Leticia (en San Martín 1.075), que se armó en un viejo galpón.

“Es básicamente la ampliación de El Árbol de Galeano. Hemos recuperado un edificio de planta baja y tres pisos que había sido proyectado para salones comerciales, según sus planos aprobados, y su ubicación permitió una perfecta integración con nuestro espacio cultural preexistente. Llevar adelante este emprendimiento significó una experiencia tan dura como enriquecedora; los vaivenes de la economía tiraban abajo cualquier presupuesto”, le contó a LA GACETA Fernando Ríos, uno de los responsables del proyecto del grupo Catorce Almas, que también integran Daniela Viña y Luis Pondal.

“Hay un financiamiento colectivo de la obra: por ejemplo, grupos de teatro aportaron funciones a beneficio; escritores locales dejaron sus libros para vender y sumar, y artistas plásticos donaron sus trabajos para que, mediante la venta por medio de bonos o subasta virtual, poder colaborar con el financiamiento”, señaló.

“Abralapalabra”

Cuando se ingresa al club, con lo primero que uno se encontrará es con una biblioteca, llamada “Abralapalabra”, que posee en estos momentos alrededor de 1000 libros, donados en su totalidad por vecinos. “Todos aquellos que quieran llevarse un texto en calidad de préstamo, pueden hacerlo, teniendo como único requisito la palabra empeñada para su devolución”, relató Ríos.

En el primer piso se ubica una sala de exposición de artes visuales de más de 70 metros cuadrados, donde se plantearán muestras mensuales de artistas de la región; y detrás se ubica otra pequeña para reuniones, equipada con sonido, proyector y pizarra, que se utilizará para el dictado de talleres y charlas y que tiene una capacidad de 20 asistentes.

En el segundo piso se encuentra una sala de cámara para unos 50 espectadores, que está totalmente equipada a partir de un subsidio otorgado por el Instituto Nacional de Teatro y que cuenta con cabina de sonido, escenario, dos camarines y baño, explicó el gestor.

El Árbol de Galeano ya contaba con una sala de mayores dimensiones (con una capacidad cercana a los 100 espectadores), en la que el jueves se instalaron aros magnéticos, que permitirá a personas con hipoacusia disfrutar sin interferencias de cualquier espectáculo cultural.

A micrófono abierto

La inauguración de esta noche será a micrófono abierto, con música y recitados y un guiso de lentejas para compartir en la comunidad artística.

Los invitados podrán disfrutar en la sala de exposiciones de las pinturas de Cynthia González, pertenecientes a la serie “Yo Latinoamérica”.

En cuanto a la programación, se informó que las actividades de los talleres se iniciará el 1 de junio con El Club de la Lectura, coordinado por María Lobo. Mientras que, el director Víctor Hugo Cortés, estrenará el 11 de ese mes la obra “Divorciadas”, con la que, en definitiva, comenzará la temporada en la sala de cámara.

Comentarios