Identifican a seis desaparecidos, en el Pozo de Vargas

Félix Viterbo Corbalán, Víctor Hugo Safarov, Antonio Ernesto Salazar, Reyes Humberto Morales, Armando Ricardo Giménez y Enrique Gonzalo Díaz fueron secuestrados en 1976.

16 Mar 2016
1

LA GACETA / FOTO DE INES QUINTEROS ORIO

Los nombres de seis desaparecidos durante la dictadura cívico militar pasaron a integrar el listado de personas identificadas en la fosa común conocida como Pozo de Vargas. Sus familias tienen, después de 40 años, noticias de a dónde fueron a parar sus restos.

Según comunicó Josefina Molina, en su carácter de querellante en la causa, los informes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), realizados sobre restos recuperados por expertos del Colectivo de Arqueología, Memoria e Identidad de Tucumán (Camit), confirman las identidades de victimas arrojadas en Pozo de Vargas.

Félix Viterbo Corbalán fue secuestrado el 24 de agosto de 1976, cuando estaba atendiendo a un cliente en su ferretería, ubicada en Monteagudo al 2.800, por tres hombres que llevaban armas cortas y largas, y que lo obligaron a subir a una camioneta blanca. Lo llevaron al centro clandestino de detención que funcionaba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde fue visto hasta febrero de 1977. Testigos declararon ante la Justicia que Corbalán fue sometido a torturas.

Tenía 34 años de edad, era comerciante y había sido delegado gremial de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo. También había militado en el Partido Comunista Revolucionario.

Víctor Hugo Safarov fue secuestrado entre el 20 de septiembre y el 2 de octubre de 1976. Le decían "Vitín", tenía 25 años y había nacido en Jujuy. Vivía en una pensión de Laprida al 700 y estudiaba Abogacía en la UNT. Es posible que su secuestro se haya producido en la vía pública. Fue trasladado al CCD que funcionaba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde fue visto e identificado por testigos. Lo vieron por última vez en octubre de 1976, cuando otra secuestrada vio su cadáver.

Antonio Ernesto Salazar fue secuestrado el 27 de mayo de 1976, en el ingenio San Pablo. Tenía 31 años, era jornalero. No hay testimonios de su paso por un centro clandestino de detención.

A Reyes Humberto Morales se lo llevaron de su domicilio de Bernabé Aráoz al 900, el 14 de abril de 1976, tres personas vestidas de civil, fuertemente armadas, entre las cuales estaba el condenado Roberto Heriberto Albornoz, por ese entonces jefe del Servicio de Informaciones Confidenciales de la Policía de Tucumán.

Fue trasladado al CCD que funcionaba en la Compañía de Arsenales Miguel de Azcuénaga, donde fue visto entre los detenidos clandestinos en mayo de 1976.

Tenía 22 años de edad y era estudiante de Química en la UNT.

Armando Ricardo Giménez era dirigente gremial en el Ingenio San Juan. Fue secuestrado el 11 de junio de 1976.

Enrique Gonzalo Díaz fue secuestrado el 9 de octubre de 1976 y, según testigos, murió el 12 del mismo mes, como consecuencia de las torturas.
Comentarios