Empleados estatales amenazan con hacer piquetes frente a la casa de Manzur

Funcionarios del Gobierno reiteraron a los sindicalistas que no se puede pagar un bono.

22 Dic 2015
Las expectativas con las que llegaron a la Casa de Gobierno se diluyeron con el paso de los minutos. El Frente de Gremios Estatales, una agrupación de sindicatos disidentes, estaba por marchar ayer por Yerba Buena para sostener el reclamo por un bono navideño de $ 8.000. Suspendieron la medida, sin embargo, porque recibieron un llamado de la Casa de Gobierno.

Cerca del mediodía, una veintena de dirigentes encabezados por Vicente Ruiz (Sindicato de Municipales del Interior) entró en la sede del Poder Ejecutivo de 25 de Mayo y San Martín. En las oficinas del ministerio de Gobierno, Seguridad y Justicia los esperaba el responsable del área, Regino Amado; el ministro de Economía, Eduardo Garvich y la secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse.

Durante la reunión, de acuerdo con fuentes oficiales y gremiales, los sindicalistas reiteraron su pedido y las autoridades, que no están dadas las condiciones para acceder a él.

También se habría tratado la solicitud de un extra de las tres CGT nacionales, que es de $ 3.000, bastante inferior al requerimiento local.

“Mantenemos nuestra postura. La devaluación fue un hachazo a los sueldos. No nos vamos satisfechos. El Gobierno de Tucumán no está a la altura de las circunstancias. Hay un 70% de los estatales que está en la indigencia. Ya gastaron el sueldo y el aguinaldo”, bramó Ruiz tras la cita. Calificó a los gremios que reclaman cifras inferiores como clubes de amigos de los gobiernos nacional y provincial. Comentó que los funcionarios les pidieron una tregua hasta el miércoles, a las 11. “Si no tenemos una respuesta ese día, analizamos pasar la Navidad frente a la Casa de Gobierno y frente a los domicilios de los funcionarios y del gobernador, Juan Manzur”, amenazó.

Jorge Flores, de ATE, se mostró indignado. “Teníamos la esperanza de un ofrecimiento, porque nos llamaron. Encima, después de la devaluación nuestros $ 8.000 ya quedaron cortos”, lamentó. Añadió que durante la protesta que habían previsto para la mañana de ayer iban a escrachar viviendas de miembros del Gobierno. “Ellos son los que nos están sacando a la calle. El Gobierno anterior nos dio los bonos siempre y este es su continuidad. Si para todo dependen del presidente, Mauricio Macri, como dicen, por qué se postulan para gobernantes”, criticó.

Amado, por su parte, dijo que esa modalidad de protesta no es adecuada y, mucho menos, cuando aún se mantiene el diálogo entre las partes. “El ministro de Economía les planteó cuál es la situación económica. Hay compromisos asumidos con anterioridad. Debemos hacer frente a los sueldos y el aguinaldo. La Provincia no está en condiciones de asistir con ninguna suma extra”, puntualizó. Afirmó que las últimas decisiones de la Nación, como las relacionadas con las retenciones y el impuesto a las Ganancias, repercutirán en el dinero que llega por coparticipación, por lo que se prevén menos ingresos en los próximos meses.

Amado recibirá hoy al mediodía a la Unión de Gremios Estatales (UGE), un frente afín al Ejecutivo. En los próximos días, hará lo mismo con Lucinda Espeche, de UPCN.

Comentarios