Corbalán y Mónaco, los embajadores del éxito - LA GACETA Tucumán

Corbalán y Mónaco, los embajadores del éxito

Los tucumanos se destacaron en equipos de Catamarca que dieron pelea en un duro torneo.

13 Dic 2015
1

TORAZOS EN RODEO AJENO. Hugo Corbalán y Salvador Felipe Mónaco llevaron a dos equipos catamarqueños a luchar por el ascenso a la B Nacional. la gaceta / foto de héctor peralta

Hace dos años llegaron al fútbol catamarqueño con la intención de ser buenos embajadores. Y a la luz de los resultados deportivos que lograron en la temporada 2015, Hugo Rolando Corbalán y Salvador Felipe Mónaco ya se ganaron del reconocimiento de la afición de la vecina provincia. Es que por primera vez, en la historia del fútbol catamarqueño, dos equipos tuvieron un relevante desempeño en la tercera categoría del fútbol argentino. Corbalán dirigió a San Lorenzo de Alem y Mónaco a Unión Aconquija de Las Estancias.

El “Tumba” mostró su satisfacción por la relevante tarea que su equipo realizó en el Federal A que lo tuvo como protagonista hasta la quinta fase donde fue eliminado por Defensores de Belgrano de Villa Ramallo. Lo que debemos destacar es que en las anteriores fases eliminó a Mitre de Santiago del Estero y Juventud Antoniana de Salta, dos de los máximos candidatos a quedarse con la segunda plaza a la B Nacional. “En este torneo reafirmamos que lo que habíamos hecho en la temporada anterior no fue casualidad, sino el fruto de un trabajo serio. Aunque al principio nos costó demasiado armar el plantel, porque arrastrábamos un 2014 que fue complicado en lo económico. Esto hizo que nos costara acomodarnos en el certamen”, señaló.

A pesar de no haber podido estar en la definición de la plaza para la segunda categoría del fútbol argentino, Corbalán considera que la temporada fue positiva. “Lo que ocurrió fue que, a medida que fueron transcurriendo las fechas, nos fuimos dando cuenta que estábamos para estar en la pelea por cosas importantes. Desgraciadamente nos quedamos en la fase anterior, pero con el orgullo de haber dejado todo en el campo de juego”, aseveró.

Corbalán se siente orgulloso de haber contribuido con lo suyo para que hoy Catamarca tenga dos equipos protagonistas en una de las principales categorías del fútbol argentino: “eso demuestra que nuestro proyecto de trabajo rindió los frutos esperados y que la apuesta que hicieron los dos clubes tuvo su premio”. “La gente reconoce que, en las dos últimas temporadas, el fútbol de esa provincia cobró un protagonismo que no era habitual. Aunque somos conscientes que todavía quedan muchas cosas por mejorar, esto debería servir de base para seguir profundizando una evolución que es necesario se prolongue en el tiempo. Lo bueno es que los directivos están convencidos que esta expansión futbolística para que no sea solo efímera, deberá estar acompañada por el natural perfeccionamiento de la dirigencia”, acotó quien ya tiene todo acordado para seguir otra temporada en la entidad.

Las dos caras

Para Mónaco, que profundizó el avance futbolístico de Unión Aconquija en el orden nacional, es complicado analizar lo que vivió durante la temporada, sin poder entender la decisión que tuvo Octaviano Gutiérrez, presidente de la entidad de Las Estancias.

Como se recordara luego del partido que los “estancieros” perdieron como local frente a Juventud Unida de San Luis, Gutiérrez, en una actitud incomprensible, decidió echarlo del cargo, borrando de un plumazo todo lo bueno que el equipo hizo bajo la conducción táctica de Salvador.

“Nunca me imaginé que mi vínculo con el club iba a terminar de la forma que se produjo. Por los que le dimos al club, no dudo que merecíamos otro trato. Pero quienes estamos desde hace tanto tiempo en el fútbol, sabemos que estas cosas pueden ocurrir”, dijo Mónaco sin poder ocultar la frustración que le significó, en lo personal, el alejamiento en plena competencia.

Agradecimiento

A pesar de esta vivencia que prefiere olvidar rápidamente, Salvador considera que en la entidad de Las Estancias vivió dos temporadas inolvidables. “Nunca voy a terminar de agradecerle el apoyo que, junto a mis colaboradores, tuvimos por parte de la gente desde el primer día que llegamos y sobre todo del plantel que no escatimó esfuerzo para llevar al club a codearse con los mejores equipos del interior del país. Estamos orgullosos porque no nos guardamos nada a la hora de defender el proyecto futbolístico que defendimos a rajatabla. Lo único que nos faltó fue coronar todo este esfuerzo con el ascenso”, dijo. Mónaco siempre se consideró a lo largo de su vida, primero como jugador y ahora como técnico, un apasionado de los grandes desafíos. “Por eso, cuando al final del 2014, luego de haber perdido dos finales, una en el Federal B y otra en el A, no fueron pocos los que consideraban que ese era el momento adecuado para dar un paso al costado y buscar nuevos horizontes. Pero redoblé la apuesta y los resultados están a la vista. En la fase clasificatoria, entre 40 equipos terminamos tercero, luego fuimos cuarto en el Tetradecagonal. Algo que hasta hace unos años parecía impensado. Eso es lo que perdurará en el tiempo”, quien reconoció que ya recibió algunas propuestas de trabajo para la próxima temporada del Federal A.

Comentarios