La Cámpora promete recuperar la confianza de los jubilados y despolitizar la gestión en el PAMI - LA GACETA Tucumán

La Cámpora promete recuperar la confianza de los jubilados y despolitizar la gestión en el PAMI

Miguel Albornoz asumió en reemplazo de Luis Larcher, luego del escándalo que se generó por el uso de combis en un acto político “Vamos a trabajar para restablecer el vínculo que se había perdido con los jubilados”, sostuvo el nuevo titular del organismo

12 May 2015
1

EL DÚO PROMETE DINÁMICA. Federico Casinelli (de anteojos) está a cargo de Políticas Sociales; Albornoz asumió ayer al frente de la institución. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

Si hay dos escritores que pudieran simplificar, a modo de analogía, la última semana del doctor Luis Larcher, ex director del PAMI, esos son Franz Kafka y Gabriel García Márquez. Porque en sólo cinco días, el médico neurólogo tuvo una transformación kafkiana y a la vez digna del realismo mágico del colombiano más famoso. Pasó de ser Gregorio Samsa, el personaje central del cuento “La Metamorfosis” a convertirse en Santiago Nasar, el joven despojado de su vida en “Crónica de una muerte anunciada”. Porque el viernes, todos en el PAMI ya conocían la suerte de Larcher. Menos él.

La última vez que Larcher habló con LA GACETA fue hace tres días. El viernes por la noche, luego de haber concedido una entrevista a este diario, el joven galeno que había llegado a la obra social de los jubilados, hace dos años, de la mano de La Cámpora, aseguraba que no había renunciado al cargo y que era respaldado por las autoridades centrales de la institución.

Ayer por la mañana, el panorama era otro. Un directivo del PAMI central, Federico De Marziani (es jefe de gabinete de asesores de la Subdirección Ejecutiva), puso en funciones a un camporista: Miguel Albornoz, quien ya se desempeñaba en la institución como director de Recursos Físicos.

Cerca del mediodía, De Marziani ya había ungido a Albornoz al frente de la institución. No hubo acto de proclamación, pese a que decenas de jubilados habían arribado al edificio de Córdoba al 900 para acompañar a las nuevas autoridades.

Antes de que tomara posesión del cargo, Albornoz dialogó con este diario.

Prometió que en la gestión que comienza reforzará los vínculos con los afiliados y con los empleados de la institución. Prefirió no opinar sobre el hecho político que motivó el alejamiento de Larcher del organismo: la pelea con La Cámpora.

“Es un desafío muy grande para nosotros, para nuestra organización y para nuestra Presidenta el hecho de haber recuperado el PAMI. Nosotros llegamos hace dos años a la institución con la misión de profundizar las políticas del modelo y llegar a los afiliados de manera fluida. Y en estos dos años no logramos eso. Pero ahora, después de este punto de inflexión, vamos a convocar a los empleados y a los afiliados del PAMI a trabajar para profundizar el modelo al que representamos, a pesar de las dificultades que tuvimos en todo este tiempo”, sostuvo el novel funcionario de 32 años y futuro arquitecto.

“Lo importante de todo esto es restablecer los vínculos con los empleados, restablecer los vínculos con los centros de jubilados, generándoles un espacio participativo dentro de las decisiones que tomará la dirección. Porque ellos son una parte importante y sensible de la institución. Queremos que participen también en la toma de decisiones, a través del consejo de obra social”, adelantó Albornoz.

Al ser consultado sobre la disputa que Larcher mantuvo con La Cámpora mientras duró su cargo, el nuevo director prefirió no opinar “sobre cuestiones políticas”. “El tema político ya quedó atrás, lo que tenemos que dar prioridad ahora son las prestaciones. Lo que nosotros tratamos es que no se vean afectadas las prestaciones médicas por una cuestión política. Desde ahora en adelante, el desafío nuestro es mejorar el servicio del día a día y la calidad de vida de los afiliados. Esa es nuestra prioridad y vamos a trabajar en ese sentido. Vamos a incluir nuevos prestadores para que la cartera de ofertas sea más grande”, prometió.

“Es pro corporaciones”

El legislador y líder de La Cámpora en Tucumán, Jesús Salim, se refirió al alejamiento del doctor Larcher y afirmó que el ex funcionario trabajaba para la corporación médica. “Nosotros habíamos condenado la actitud del doctor Larcher, porque nuestra impronta es totalmente distinta. Ya habíamos salido a aclarar que él no pertenecía a La Cámpora desde hace un tiempo atrás a raíz de las actitudes que venía tomando, a favor de la corporación médica y en detrimento de los beneficiarios”, fustigó Salim.

¿Larcher a un cargo regional del PAMI?.- Luego de su separación al frente de la Dirección Ejecutiva del PAMI local, el médico neurólogo Luis Larcher habría conseguido un nuevo cargo en la obra social de los jubilados. Las versiones sobre su desembarco en otras jurisdicciones del organismo se multiplicaron durante este fin de semana. Algunos camporistas especulaban con la posibilidad de que Larcher podría recaer en un cargo regional.

“A rey muerto...”.- Ayer, antes de que el nuevo director ejecutivo del PAMI asumiera en reemplazo de Larcher, un grupo de jubilados que había llegado para manifestar en contra de la separación del médico neurólogo, celebraron cuando se enteraron de que la obra social ya contaba con una nueva conducción. “Lo que pasa es que a rey muerto, rey puesto”, reflexionó un empleado del organismo que fue testigo de la situación.

Opositores, en contra la “orga” ultra K.- “Rechazamos es el uso político desmedido al que se someten organismos públicos por parte de esta organización oficialista como “La Cámpora”, a la que sólo le interesa ubicar a sus fanáticos y no abocarse a los problemas de la gente. El Estado necesita más estadistas y menos militantes rentados”, criticó el legislador del PRO, Alberto Colombres Garmendia. Desde la CTA también cuestionaron el nombramiento del camporista. “Sostenemos la necesidad de terminar con el manejo político electoral de la institución. Han convertido al PAMI en un botín de guerra”, planteó Salvador Agliano, titular de la CTA opositora. Desde la Democracia Cristiana también denostaron la intromisión de La Cámpora en la institución. “Mientras el PAMI maltrata a los jubilados con pésimos servicios, La Cámpora y Susana Trimarco ponen y echan a funcionarios porque necesitan la caja política. “Fuera La Cámpora y Trimarco”, expresó el legislador José Páez.

Comentarios