Rechazan los planteos para la “re-re” de Zurita y de Palina

También denegaron la cautelar a “Gallito” para que se suspenda la elección de agosto. La sala III de la Cámara Contencioso Administrativo esclareció el artículo de la Carta Magna referido a los mandatos legislativos.

26 Abr 2015
¿Qué alcance tiene la prohibición fijada en el artículo 45 de la Constitución provincial cuando dice que “los legisladores durarán cuatro años”, y que sólo “podrán ser reelectos por un nuevo período consecutivo”, debiendo esperar “un intervalo de un período” para volver a postularse” para el cuerpo colegiado?

La legisladora alperovichista Marta Zurita (bloque Tucumán Crece) y el ex legislador aliado al oficialismo Roberto Palina (Partido de los Trabajadores) llevaron esa duda a los Tribunales, y la sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo les dio una respuesta: no importa que Zurita esté ejerciendo el cargo como interina por la licencia de Marcelo Ditinis (actual secretario de Prensa y Difusión), ni que Palina haya renunciado a la banca al poco tiempo de haber sido reelecto en 2011 (lo reemplazó Nancy Bulacio).

Más allá de las circunstancias particulares de los dirigentes, los vocales Ebe López Piossek y Sergio Gandur resolvieron que ambos tienen prohibido, por letra constitucional, ser postulantes a la Legislatura en estos comicios.

La sentencias tienen algunos párrafos en común. Uno de ellos refiere a la Convención Constituyente (CC) que reformó la Carta Magna en 2006, y que analizó diferentes proyectos respecto de la reelección legislativa: algunos proponían eliminar los topes de mandatos, pero finalmente se decidió establecer dos períodos como máximo, con la obligatoriedad de esperar un intervalo para volver a ser candidato.

Los camaristas López Piossek y Gandur recordaron cuáles fueron “los valores que se persiguieron con la restricción de la reelección”. “Consistían en impedir el enquistamiento en los cargos; desalentar el empeño de permanecer a toda costa en una posición de poder político; no favorecer la posibilidad de que se promuevan tendencias oligárquicas de los partidos políticos y el consecuente abuso de prácticas clientelares”, relataron los magistrados, citando el diario de sesiones de la CC de 2006.

Los fallos en las causas “PT y Palina” (expediente N° 346/14) y “Zurita” (N° 658/14), que planteaban sendas acciones declarativas de certeza, fueron dictados por los jueces el jueves pasado.

Ese día, la sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo también resolvió el rechazo a una solicitud de otro legislador oficialista que busca la “re-re”, José “Gallito” Gutiérrez. El vicepresidente del bloque oficialista tiene en trámite una demanda con el objetivo de postularse para un tercer mandato consecutivo, y había solicitado una cautelar para que se suspendiera el decreto de llamado a elecciones para el 23 de agosto que firmó el gobernador, José Alperovich.

La vocal López Piossek no hizo a la medida de no innovar formulada por Gutiérrez, y todo hace pensar que las pretensiones de “Gallito” de ser postulante a legislador este año tendrán idéntico destino que las de su par, Zurita, y su ex colega, Palina.

Repercusiones políticas

El revés contra los tres dirigentes que aspiraban a buscar otra vez una banca tiene repercusiones políticas en la Legislatura. Una veintena de parlamentarios están impedidos de buscar una “re-re”, por haber sido electos en 2007 y 2011. Incluso, algunos están en el cuerpo colegiado desde 2003, pero ese período no se contabiliza debido a una cláusula provisoria de la Carta Magna provincial.

Palina fue el primero en llevar la cuestión a la Justicia, acompañado en su planteo por el Partido de los Trabajadores, quien expresaba la necesidad de tener la certeza de si podía postular al dirigente azucarero en los comicios de agosto.

Según fuentes cercanas al PT, en ese espacio tienen una estrategia alternativa, que sería la de proponer a la actual legisladora Bulacio como primera candidata por la Sección Oeste y a su colega Andrés “Puchero” Galván por la Sección Este. Las versiones en la Cámara hablan de un posible acuerdo con Carlos “Alito” Assán para que sea el aliado del Partido de los Trabajadores en la Capital, siendo él aspirante a una banca en el Concejo Deliberante y su hija, Sará Assán, a retener el lugar que ocupa en la Legislatura desde la dimisión de su padre, actual secretario de Saneamiento del Poder Ejecutivo (PE).

La peronista Zurita, más cercana a la Casa de Gobierno, también deberá buscar nuevos rumbos. La abogada resultó electa en 2007, y en 2011 integró en tercer lugar la lista del Frente para la Victoria (FpV) que encabezaban Ramiro González Navarro y Ditinis. Así, Zurita asumió en 2012, cuando Ditinis se marchó con licencia al Poder Ejecutivo (PE) para convertirse en Secretario de Prensa y Difusión. El corrimiento en el armado del FPV la posicionó otra vez dentro del cuerpo colegiado.

Más allá de las diferencias en los casos de Palina y de Zurita, la sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo tomó idéntica resolución: rechazar la posibilidad de que un legislador aspire a más de dos mandatos consecutivos.

Ese destino podría tener la demanda de inconstitucionalidad al tope de mandatos que impulsó Gutiérrez. “Gallito” se basó en diversos puntos; uno de los más importantes era que la Constitución nacional permite la reelección indefinida para senador y diputado. Palina y Zurita, en sus procesos, habían esgrimido ese postulado, y la Justicia lo echó por tierra. Si esto se mantiene, quienes se hayan sentado en el recinto entre 2007 y 2011 y entre 2011 y 2015 deberán buscar nuevos horizontes.
Comentarios