Los Reginato se perfilan

En Chumbicha, Miguel lidera la A-7 y su hijo Andrés es 2°; el local Prevedello, 1° en la general

29 Mar 2015
1

UNA COSTUMBRE. “El Tractor” de Miguel Reginato luce ahora un color naranja más intenso que antes. Lo que sigue igual es su potencia, algo que el piloto aprovecha. foto de marcelino mercado / diario rally

Como desde que comenzaron a correr juntos en el rally hace algunos años, Miguel y Andrés Reginato (el papá y su hijo) hacen de las carreras un desafío aparte. Primero, se desafían y se miden entre ellos, y después con los demás. En la prueba de la localidad catamarqueña de Chumbicha que comenzó ayer por el certamen Interprovincial que organizan las federaciones de Catamarca y de La Rioja, los dos asumieron gran protagonismo: están haciendo el 1-2 en la clase A-7, con sendos Renaault 18. Incluso, superan a pilotos que manejan coches de mayor potencia.

Por el momento, el local Antonio Prevedello les discute a los Reginato el protagonismo absoluto en la clasificación general. Es que el veterano catamarqueño se subió a la punta con su Mitsubishi RC2, con un registro de 29’53”.

Miguel Reginato, navegado por Ezequiel Queralt, está a 8”30/100 de Prevedello y Andrés, a quien asiste Pablo Monasterolo, a 23”60/100.

Más tucumanos
Octavo en la general y 1° en la A-6 se ubica Fabián Scalora, en su debut en la clase. Acompañado por Alfredo Espadín en un VW Gol, se ubica a 2’20”80/100 de la vanguardia. “Mamadero” experimentó problemas con la caja de cambios de su coche.

El otro tucumano que pudo terminar la etapa (de ocho que largaron) fue el monterizo Miguel Sharruf (con la compañía de David Romero). Con su VW Gol está 5° en la A-7 y 16° en la general, a 5’28”40/100 de Prevedello.

Abandonos
En la lista de abandonos se incluye Paulino Conte (Mitsubishi); después de ganar el primer especial, el oriundo de Arcadia desertó por la rotura del motor, producto de una baja de presión de aceite en su Evo IX. En tanto, el juvenil concepcionense Juan María Posse se quedó a la vera del camino con su Fiat Regatta A-6 por una rotura de la junta de tapa de cilindros.

El taficeño Gabriel Nieva no pudo seguir adelante por problemas en el embrague de su Gol A-6.

El monterizo Andrés Luna tuvo dificultades en el tren trasero de su Fiat Regatta A-6.

De los 48 inscriptos, terminaron la jornada 27. Entre los abandonos más destacados, estuvo el del local Javier Frías, que protagonizó un espectacular vuelco con su Mitsubishi cuando apenas había recorrido 1.000 metros de la prueba. La competencia finalizará hoy con la disputa de cuatro especiales en tramos de montaña (el primero desde las 9.03), mientras que el cierre será con un Power Stage en la zona delex ferrocarril de Chumbicha, a partir de las 14.38.

Comentarios