“Hay que cambiar el concepto de desagües” - LA GACETA Tucumán

“Hay que cambiar el concepto de desagües”

El ingeniero Roberto Lazarte Sfer cuestiona los proyectos de desagüe que impactan en el Canal Sur. Volver al arroyo El Manantial

18 Mar 2015
1

TIERRA ARRASADA. En el río Muerto hay que establecer planes de manejo de los áridos, afirmó Lazarte Sfer. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

“Yerba Buena tiene un sistema natural de desagüe pluvial que contrasta con el sistema construido y más aun con el proyectado últimamente a construir en los próximos años”, advierte Roberto Lazarte Sfer, cuando se le pregunta por qué las lluvias han castigado con tanta fuerza el territorio de Yerba Buena en estos días.

Ingeniero civil dedicado a proyectos hidráulicos y a estudios hidrológicos, Lazarte Sfer es también profesor adjunto de Hidrología en la carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias Exactas (FACET) de la UNT; e integró, con su colega Roger Paz, el equipo de la FACET que hace tres años advirtió sobre los riesgos que sufría ya entonces el río Muerto, y que se conoció como “Informe Pagani”.

“Todos los arroyos que bajan de la ladera oriental de sierras de San Javier y las vaguadas naturales del municipio y zonas contiguas, antes de la intervención con obras, descargaban hacia el arroyo El Manantial y por éste al río Lules”, explica el profesional. Y añade: “Hoy, por obras como el Canal de Desagüe Sur y el Canal de Yerba Buena, este sistema descarga al río Salí en una situación precaria que frecuentemente ve cómo se supera la capacidad de ambos canales”.

- ¿Qué habría que hacer?

- Cambiar el concepto sobre el cual se vienen planteando los sistemas de desagüe proyectados, volviendo al concepto del sistema natural con desagüe a través del arroyo Manantial. Los Colectores propuestos para el municipio no pueden descargar al Canal de Desagüe Sur ya que este no tiene capacidad remanente. Si se concretan obras como la del Boulevard 9 de Julio, traerá más problemas que los que se resuelvan. Para eventos pluviales de poca envergadura se tendrá quizás un saneamiento correcto, pero para eventos extremos con el Canal de Desagüe Sur en niveles altos se producirán remansos en los colectores y anegamientos mayores a los que hoy se tiene en las inmediaciones.

- ¿Por qué se priorizó el Canal Sur como boca de descarga?

- Los sistemas proyectados descargando al Canal Sur fueron planteados con un criterio falsamente económico, creyendo que se lograba una solución menos compleja, y barata. Cuando, en realidad, no solo no se está resolviendo el problema, sino que se lo está agravando. La Dirección Provincial del Agua ya cuenta con el proyecto de refuncionalización de la parte media y baja del arroyo El Manantial como parte de las obras para el desvío del río Muerto y la parte alta del Canal de Yerba Buena a través del nuevo canal denominado de la Rinconada. Restaría estudiar la parte alta hasta sus nacientes al sur del barrio Marti Coll. Plantear un canal con suficiente capacidad para todo el sistema de Yerba Buena a través de la vaguada de El Manantial seguramente es complejo y costoso por las posibles expropiaciones que ello implica; pero aún así, es con seguridad la obra más segura y sustentable a mediano y largo plazo. No se deben plantear obras que tengan como prioridad agilizar y quitarle complejidad a la gestión de los funcionarios de turno que por sus urgencias gestionan obras mal concebidas que traerán inconvenientes a futuro. Con esta propuesta el futuro sistema de colectores pluviales del área urbana de Yerba Buena descargará al arroyo El Manantial llegando a sus nacientes con colectores principales trazados por vías como calle Zavalía, calle San Luis y la parte media y baja del Canal de Yerba Buena.

Si se trabaja sobre el concepto expuesto, el Canal Sur recibirá solo los arroyos de zona norte de Yerba Buena, (Cainzo-Las Piedras, Anta Yacu, Horco Molle y quizás los desagües de Avenida Perón). Para ello se deberá trabajar prioritariamente, entre otras obras, la de regulación de caudales, (laguna de detención), propuestas ya en la cuenca del Cainzo-Las Piedras para lo cual la DPA ya cuenta con un proyecto. Con ello se disminuirá la frecuencia de desbordes del Canal Sur. En cuanto al revestimiento de éste en el tramo de Alfredo Guzmán, se requiere un nuevo diseño de revestimiento que permita romper con el proceso vicioso de daño-reparación sobre el diseño original, a las claras inconveniente; o peor aún, improvisaciones con diseños y materiales inapropiados que, usados en la emergencia, permanecen por años. Se deberá atender también en lo inmediato los procesos de erosión en el cauce del arroyo Cainzo-Las Piedras, con obras que permitan recuperar el nivel de su lecho, que descendió varios metros en los últimos años. Si no se atiende este problema rápidamente, las propiedades contiguas corren el riesgo de perder parte de sus terrenos; y los barrios ubicados al norte de Avenida Perón, de quedar aislados por la rotura de puentes y calzadas de acceso.

- ¿Que se debería hacer con el río Muerto?

- Debe atenderse con obras de limpieza de su cauce y mantenimiento de niveles en su lecho, estableciendo planes de manejo de los áridos de acuerdo a pautas técnicas. El canal que lo recibe (Canal de Yerba Buena), debe estabilizarse con la construcción del revestimiento con el nuevo diseño concebido por la DPA, que es más robusto e incorpora obras de disipación de energía. El tramo en zona de calles San Juan y Mendoza que tuvo este tratamiento mostró un excelente comportamiento, terminando con un proceso vicioso de daño-reparación. Es fundamental para la situación del Canal Sur y los sistemas de desagües de Yerba Buena concretar la obra del Canal de la Rinconada que toma al río Muerto y la parte alta del Canal de Yerba Buena desviándolo hacia el arroyo El Manantial. El proyecto de esta obra, al igual que la laguna del Cainzo – Las Piedras, duerme en las bibliotecas de la DPA a la espera de un funcionario que gestione su financiación y contratación.

Comentarios