Cartas de lectores

07 Mar 2015
1

la gaceta foto de diego aráoz (archivo)

Tafí del Valle

Luego del descargo realizado por mí, respecto al Editorial del 4/2, se sucedieron dos cartas, el 1/3 y 4/3, en las que los firmantes, muy ligeramente, aseveran que “las autoridades municipales no respetan, ni hacen respetar, las normas establecidas”, y que me obligan a responder por aquello “del que calla, otorga”. En el caso de la lectora Ramos Aráoz, es probable que sea una damnificada por el incumplimiento al Código, existiendo un juicio contra el municipio, llevado a cabo contra la gestión de gobierno anterior, y a la espera de sentencia, por lo que corresponde esperar que la justicia se expida, dándole o no la razón. La carta del señor Eduardo José Danielsen es muy llamativa, puesto que el expediente que lleva su firma y N° 6.219 me fue remitido a mi oficina luego de una nota suya ingresada el 2/9/14 y que se encuentra para su notificación desde el día 10/9/14, donde queda claro que no se ha incumplido la normativa cuestionada. Dicho instrumento público lo sigue esperando para cuando guste notificarse. Respecto a sus dichos “… que la falta de interés por parte de las autoridades municipales, llega al extremo de que intentan impulsar el proyecto de levantar una Planta de Tratamientos de Residuos y Efluentes Cloacales a pocos metros del corazón de la villa veraniega, pareciendo desconocer del daño ambiental que implicaría al conjunto de la población”, deseo aclarar, que el Sr. Danielsen, seguramente habla más por su situación de heredero del terreno expropiado, que por su real interés en el tema. El terreno se encuentra en una zona rural a 3 kilómetros del corazón de la Villa y el hecho que la Municipalidad se encuentre abocada a la ejecución de un proyecto de Cloacas, inexistentes en la actualidad, me exime de mayores comentarios sobre cual situación sería la mejor, sanitariamente hablando. Se está gestionando el correspondiente estudio de impacto ambiental, donde posiblemente intervenga también la UNT, porque es un tema serio y complejo, aclarando que el proyecto contempla el almacenamiento del líquido tratado para su uso (por bombeo) para riego, sin verter ni una gota al dique. El mismo predio servirá para un proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, GIRSU y de esta manera dejaremos de enviar a El Mollar nuestra basura, reduciendo enormemente los costos de transporte y al contar con mayores recursos que la comuna, realizar el tratamiento adecuado.

Ricardo Sanchis

Director de Obras y Servicios Públicos

Municipalidad de Tafí del Valle


Pacto educativo

Excelente el título y el contenido del Editorial de LA GACETA del 5/3. La educación tiene que ver con todo. La situación actual sólo podrá mejorar si los ciudadanos logramos comprender que la educación encierra la única esperanza de lograr personas más completas, y sociedades democráticas más responsables y justas. Los niños y jóvenes entrenados con el olfato para detectar la hipocresía, leen con gran agudeza las señales que les envía el mundo en el que deben vivir. ¿Y qué pasa con la escuela? ¿Tiene, hoy, calidad? ¿Sigue siendo el ámbito de contención, de valores? Más allá de que la tarea docente no es valorada, hay también deficiencias en el esfuerzo de enseñar. A la sociedad tampoco le importa lo que hacen los docentes. Los padres no hacen manifestaciones para pedir que los maestros estén mejor formados. Finlandia, país con buenos resultados educativos, tuvo éxito porque puso foco en la formación de sus maestros. Para poder ingresar al curso de formación docente, eligen los más altos promedios del secundario; hacen una selección muy estricta y quedan muy pocos. Después de la formación, sus cualidades personales y sus conocimientos son también muy estudiados y analizados. Tienen docentes que son de altísimo nivel y les pagan como a los mejores profesionales de excelencia. Los maestros perdieron autoridad frente a los alumnos y los padres. La autoridad no está hoy de moda: se cuestiona toda jerarquía. Antes los padres iban al colegio a informarse sobre qué había hecho el nene. En la actualidad, los padres van a la escuela para ver qué le hicieron al nene. El pacto de padres y maestros está roto. Muchos padres están orgullosos de que su hijo sea insoportable, y lo justifican diciendo que tiene personalidad. Así aparecen progenitores golpeados o insultados, y maestros sobrepasados por la violencia. Hay mucha agresión y crispación en la sociedad. Faltan ejemplos en valores como la verdad, la justicia, la honestidad, la tolerancia, la solidaridad. Frente a este auténtico “piedra libre” , el ciudadano se ve cada vez más legitimado para ser agresivo con su entorno, y esto es percibido por los niños y jóvenes. Por eso rechazan agresivamente al mundo en el que viven, y la escuela soporta las consecuencias de esto: maestras golpeadas, alumnos que irrumpen con un arma, y bullying cada vez más feroz. La escuela debería ser un ámbito de trabajo protegido, en el que impere el respeto, y no la ley de la calle. Entonces ¿cuál es la solución? ¿Dónde está la esperanza? En que cada uno, dentro de su ámbito de acción, dé ejemplo de buena conducta y de interés por los otros; en entender que un padre no es un amigo; un profesor no es un amigo. Estos roles son intercambiables. Tanto el niño como el joven necesitan reglas, autoridad y prohibiciones para poder crecer. La relación tiene que ser asimétrica, si no la escuela y el hogar dejarían de tener sentido. Los chicos necesitan modelos maduros y no débiles como ellos. Si se suprime esta diferencia, quedan huérfanos de figuras con las que pueden identificarse y, desamparados, ingresan en el reino de la barbarie, la tontería, el egoísmo, y la violencia.

Norma Cristina Dilascio
[email protected]


Buscando mejorar las cosas

El generoso espacio que cede diariamente a los lectores con sus cartas es en verdad muy saludable. Puntos de vista, acaso diametralmente opuestos, se cruzan y estalla -muchas veces- la polémica inteligente donde los lectores que no estamos involucrados adherimos a tal o cual opinión. Pero también sucede esa cosa hermosa que es la del encuentro con personas a quienes personalmente no conocemos. Me puse en contacto con el hoy, por qué no, amigo Héctor S. Estrade, a raíz de una carta suya del 27/2 donde hablaba de las dificultades que padecen quienes sufren problemas motrices y el 6/3 aparezco mencionado en una nueva carta suya. Resulta que lo había llamado porque me tocó, como ferroviario que soy, estar mucho tiempo cerca de la pasarela que está a la altura de la estación ferroviaria de Tafí Viejo y pude ver las dificultades que la misma presenta. No es mi intención culpar a nadie del actual estado de cosas, sólo quiero proponerle, humilde y respetuosamente, a las personas que creo se deben hacer cargo del mejoramiento de la misma, que por favor lo hagan. Héctor, amigo, espero que un día juntos transitemos por una nueva pasarela taficeña accesible para todos, mostrando y demostrando que podemos ser capaces de lograr que las normas se cumplan dejando de lado las preocupaciones y ocupándonos de los problemas que nos aquejan; mientras tanto: ¡Un fuerte abrazo!

Jorge Mario Murillo

[email protected]


La grieta

Las sociedades siempre estuvieron divididas. Pasó en nuestro país y en todo el mundo. Me parece que suponer que esto es responsabilidad, exclusivamente, de un gobierno, es subestimar las capacidades intelectuales y emocionales de las personas. De todos modos, la división de hoy es nada, comparado a los que fueron otros tiempos: peronistas contra radicales, socialistas contra conservadores o unitarios contra federales. Lo preocupante es que la división que hay entre los K y los anti K, implica que no hubo ninguna expresión política capaz de generar una fuerte adhesión de la sociedad como alternativa. Ni hablar de otros países. En EEUU republicanos y demócratas están claramente divididos. En España murieron millones en una guerra civil, cuyos remezones perduran, y hoy sigue la grieta entre el socialismo y la derecha. En Inglaterra, confrontan laboristas y conservadores. Respecto de “la grieta”, de la que hablan muchos, considero que hay que superar divisiones inútiles. Se puede discutir y disentir pero quien llega a pelearse porque el otro piensa distinto es porque es un intolerante, y porque no sabe aceptar el disenso. Pasa mucho con las redes sociales cuando, por no coincidir con ciertas posturas, directamente se lo “elimina”. La política no es lo único que puede dividir, también pasa en “las mejores familias” cuando los hermanos se pelean por herencias, o con las religiones, que causaron enfrentamientos y guerras que aún persisten. El ser humano, naturalmente, tiene gustos y preferencias diversas en todos los órdenes de la vida; saber sobrellevarlas es el auténtico desafío.

Oscar Alberto Beltrán
Avenida Belgrano 3.350

San Miguel de Tucumán


Discurso presidencial

Han pasado pocos días de la trascendente fecha en que la Presidenta, por mandato constitucional, rinde cuentas al país de lo realizado en el año y abre el período ordinario de sesiones. Todavía no se apagan los ecos de su elocuencia verbal, por lo que me permito opinar y no sin verdadero asombro. Coincido con la lectora Ana Lía Ramos del 3/2. ¡Lamentable, bochornoso! El Himno no empieza entonando estrofas, es tal desde sus primeros acordes. Por lo tanto la vulgaridad siempre manifiesta de CF, ya expresada en reiteradas oportunidades bailando el Himno, y en el Congreso lanzando besos y cuchicheando con el del lado, es para tener vergüenza ajena. Si quiere imitar a la expresión centroamericana o norteamericana, de la mano en el corazón mientras lo canta, imite por lo menos a Correa o a Obama, que guardan con gestos adustos el respeto a sus Himnos. Los 160 minutos del mensaje dan tela para cortar, pero señalo el exceso de chabacanería cuando se dirige a Tomada. “Che, a ver, vos , cuándo…” o el reto a Axel:…”no te distraigas, Néstor no se distraía”…. Insisto, ¡Es la Presidenta de la Nación, en su mensaje en el Congreso! No está en la intimidad de su despacho ni en el quincho de Olivos. ¿A quién se dirige? para tomar sólo dos ejemplos, cuando dice que Aerolineas da superávit, si todos sabemos que el estado nacional la subsidia con enormes cantidades de millones que, descaradamente en sus balances figuran como ingresos. Este año, desde el 1 de enero a la fecha, AA recibió 850 millones de susbsidios, que lo pagamos todos. Si tiene superávit, ¿para qué necesita fondos no reintegrables? ¿A quién se dirige, cuando informa el monto de Reservas del Banco Central? Cualquiera que lea los periódicos o vea TV, sabe que gran parte son papelitos que alegremente coloca el gobierno para retirar fondos. Estos ejemplos son acabada muestra de los insultos que la señora Presidenta hace a nuestra limitada o elevada inteligencia. El grueso de los argentinos no somos economistas, ni expertos en administrar empresas aéreas, pero a esta altura hemos dejado de ser ignorantes.

Mario Alberto Marigliano

[email protected]


Ensucian la ciudad

Inmundicia por las campañas proselitistas: a cada uno de los partidos políticos se les debería retener, de los fondos públicos que reciben, hasta que dejen limpia toda la provincia.

Alfredo J. Molina

[email protected]


Padres agradecidos

Escribimos la presente con el fin de agradecer a quienes colaboraron para que nuestra hija Mariana del Rosario (quien sufría de hernia diafragmática congénita) lograra superar su problema de salud, y se encuentre hoy en franca recuperación. En primer lugar a Dios, ya que sin su ayuda todas las demás hubieran resultado inoficiosas; a nuestro guía espiritual, quien fue el primero en decirnos que debíamos viajar a Buenos Aires para el tratamiento; y también a quienes nos apoyaron y elevaron oraciones; a los profesionales del Hospital Garrahan y Argerich quienes pusieron no sólo su talento, sino también su humana contención; a los profesionales de la salud de Tucumán, que nos atendieron y con humildad supieron guiarnos; a la obra social Osmita que nunca nos desatendió y nos brindó toda la cobertura imprescindible para permitirnos que nuestra niña sea tratada en Capital Federal. Nuestro agradecimiento se extiende también (por el trato especial recibido) a las autoridades de la empleadora (Alpargatas SAIC), quienes nos acompañaron a la distancia en nuestra lucha.

Ana Carolina y F. Fabián Correa
[email protected]


Comentarios