Por culpa de Griesa “se armó un puchero legal”, dijo Kicillof

Según el titular de Economía, el magistrado de EEUU se inmiscuye en otras jurisdicciones y así trata de impedir que cobren los acreedores con ley argentina El ministro aseguró que las medidas del juez neoyorquino no tienen lógica jurídica

ADVERTENCIA. Kicillof recordó que en EEUU alertó sobre que iban a aparecen más fondos “buitre”, para impedir el pago a acreedores normales. reuters ADVERTENCIA. Kicillof recordó que en EEUU alertó sobre que iban a aparecen más fondos “buitre”, para impedir el pago a acreedores normales. reuters
04 Marzo 2015
BUENOS AIRES.- El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que por culpa del juez de Nueva York, Thomas Griesa, “se armó un puchero legal” en la disputa con los fondos buitre, “del cual es difícil de salir porque no tiene lógica jurídica”.

Según el ministro, Griesa quiere “obligar a hacer algo que no tiene sentido, que es pagar 100% a todos los acreedores en el extremo del default, con lo cual trata de incidir sobre los pagos de deuda de la Argentina”.

“El juez -dijo Kicillof en declaraciones a radio Nacional- se empieza a meter en otras jurisdicciones y trata de extender el brazo más allá de lo que le da el alcance, lo cual fue rechazado por un juez británico, que marcó que la deuda argentina con legislación europea no está en su jurisdicción”. El ministro consideró, no obstante, que ”la legislación argentina nos deja bien cubiertos porque deja en claro que los bonos ley argentina son una cuestión nuestra”.

“Griesa trata de impedir que cobren los acreedores con ley argentina, lo cual tiene un fin extorsivo y funciona para que los buitre puedan decir en todo el mundo que el país está nocaut gracias a que se porta mal”, dijo Kicillof.

El ministro rechazó la “segunda oleada” de reclamos de los fondos especulativos, en el marco de la decisión del juez Griesa “para hacer consolidación de los que se quieren presentar a demandar lo mismo que Paul Singer, NML, Aurelius, es decir, la primera tanda de buitres”.

“Cuando fui a Nueva York a discutir cara a cara, dije que los fondos buitre no son los únicos, van a venir otros y de nuevo vamos a tener los mismos problemas, porque van a tratar de bloquear pagos a los acreedores normales”, explicó. En realidad, agregó, “había una trampa: nos querían hacer negociar y pagar 1.600 millones de dólares -que no pocos economistas y políticos dijeron que había que pagar- porque después iban a venir otros. Ahora descubrimos que en la fila estaba Singer; el 85% de los que reclamaron a Griesa en esta segunda oleada son buitres también”.

“Hay mucha desinformación sobre este tema y mucha información malintencionada en las últimas semanas, sobre presuntos reveses judiciales de la Argentina, que en realidad no son tantos”, aclaró el jefe del Palacio de Hacienda. Señaló luego que “se va revelando que buena parte del 7% de los acreedores que no entraron en los canjes son buitres, no se quedaron afuera porque no aceptaron la negociación sino que reclaman el 100%”.

Kicillof sostuvo que los compromisos tomados hasta 2001 eran “deuda en condiciones usurarias y leoninas”, y consideró que el default llegó “porque no se podía pagar”. (DyN)

Comentarios