Referentes culturales piden ser escuchados y “menos cinismo”

Un debate instado por la Nación dejó ver los deseos y necesidades de actores y gestores culturales

05 Feb 2015
1

Que sean considerados trabajadores culturales y no meros practicantes de un hobby. Que las declaraciones de principios de funcionarios se despojen de hipocresía. Que los logros conseguidos hasta ahora no sólo sean festejados sino también sostenidos. Estas fueron algunas de las demandas y sugerencias que se desarrollaron ayer en el foro sobre el proyecto de Ley Federal de Culturas, que se realizó en la sala Orestes Caviglia. El encuentro tuvo como ponentes a representantes de instituciones y sectores de la cultura oficial e independiente, y actores y gestores culturales conducidos por un panel presidido por el titular del Ente Cultural local, Mauricio Guzmán, y el director de Asuntos Académicos y Políticas Regionales del Ministerio de Cultura de la Nación, Francisco Romero, entre otros.

La reunión forma parte de una serie que se está desarrollando en varias provincias a instancias del ministerio que dirige Teresa Parodi y toma como ejes 21 núcleos temáticos para el debate, como el rol del Estado en la cultura y el patrimonio y los derechos culturales. El gestor Fernando Ríos Kissner fue uno de los expositores más vehementes y aplaudidos. “No hay ley federal sin sensibilidad de los funcionarios. Percibo mucho cinismo en sus discursos, pero ¿dónde están en la práctica? El Estado no nos ayuda -expresó-. No hay Ley Federal de Culturas si nuestros proyectos independientes dependen de un funcionario de la Dipsa que viene cada dos días”. Otra intervención celebrada fue la de Jaime Mamaní, secretario general de la filial local de la Asociación Argentina de Actores, que reclamó que se reconozca a los allí presentes como trabajadores culturales. “Hace 30 años que soy actor y estoy orgulloso de serlo. Pero me apena mucho cada vez que me preguntan por lo que hago y, ante mi respuesta, reaccionan diciéndome ‘qué lindo hobby’”.

Entrevistado por LA GACETA, Guzmán indicó que una de las demandas más recurrentes en este segundo foro en Tucumán (el primero se realizó en Monteros, en diciembre) fue una mayor atención por parte de los sectores oficiales. “Hay una necesidad de participación en el Estado nacional y de que se escuchen las diferentes voces, sobre todo de parte de las organizaciones sociales. Se ve marcadamente el deseo de un Estado cuya acción no pase por la asistencia, sino que brinde las posibilidades para trabajar en forma mancomunada en la cultura de la provincia”.

El funcionario local consideró que estas demandas han sido efectivamente contempladas por su gestión a lo largo de los últimos años. “El gobernador José Alperovich siempre se ha mostrado muy interesado en todo lo que hemos hecho. De hecho, haber transformado una Secretaría de Cultura en ente autárquico, como sucedió en 2007, habla de una jerarquización del área. Además, hemos recibido más dinero que gestiones anteriores, aunque sé que para cultura siempre es poco”.

Quienes quieran hacer aportes o sugerencias para el proyecto de ley (siempre en torno a los 21 puntos), pueden enviarlos hasta el 6 de marzo a [email protected]

Comentarios