“No podemos fracasar de nuevo”, anheló Renzi luego de la renuncia de Napolitano

Hubo aplausos para el Presidente tras la lectura de la dimisión en el Palacio del Quirinal

15 Ene 2015
1

SE FUE. El mandatario saliente (89 años) estuvo en el poder casi nueve años. rEuters

ROMA.- El presidente italiano, Giorgio Napolitano, dimitió ayer, con lo que queda abierto el proceso para la elección de su sucesor, que el primer ministro Matteo Renzi espera poder llevar a cabo durante este mismo eneri.

“Según el sentido común, a finales de mes tendremos al próximo presidente de la república”, anunció Renzi, confiado. “Hay muchos hombres y mujeres que pueden asumir ese puesto. La última vez, la política no consiguió (elegir a un presidente), no podemos fracasar”, advirtió. Hacía referencia a la votación de 2013, en la que fracasó la elección de dos candidatos y Napolitano tuvo que permanecer en el cargo.

Conforme a lo esperado, el presidente de 89 años firmó su renuncia tras casi nueve años en el poder, informó el palacio del Quirinal. Tras ello se envió una copia de la carta de renuncia a los presidentes de cada una de las cámaras del Parlamento: el Senado y la Cámara de Diputados.

En su discurso de Año Nuevo, Napolitano había anunciado su intención de dejar el cargo por motivos de edad. Ocupaba la presidencia desde mayo de 2006 y dirigió al país en tiempos de graves crisis políticas, proporcionando estabilidad y jugando un papel decisivo en la formación de varios gobiernos.

En realidad quiso dejar el poder en abril de 2013, pero tras el fracaso de la elección de su sucesor, fue convencido para continuar en el cargo. “Creo que Giorgio Napolitano fue un presidente extraordinario. Será muy difícil reemplazarle”, afirmó el viceprimer ministro, Angelino Alfano, en declaraciones a la cadena de radio Anch’io.

“Grazie Presidente”, escribió Renzi en Twitter. Los diputados le dieron además un largo aplauso tras la lectura de su carta de dimisión, y muchas personas aplaudieron ante el Palacio del Quirinal y ante la residencia de Napolitano en Roma.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo de él que fue un “valioso interlocutor”, según su portavoz. El papa Francisco le transmitió su “aprecio” y le alabó por su “influencia, lealtad y trabajo incansable.

Renzi debe ahora presentar candidatos capaces de recabar una mayoría de apoyos para que el país golpeado por la crisis no caiga en un caos similar al intento de elección presidencial de hace dos años. “Por el momento no hay nombres, pero algunos de los que se mencionaron en la prensa podrían ser candidatos”, dijo la diputada Laura Garavini, del Partido Democrático (PD) de Renzi, de centro-izquierda. Garavina mencionó como posibles nombres los del ex alcalde de Roma y ex líder del PD Walter Veltroni, el ex primer ministro Giuliano Amato y el juez del Tribunal Constitucional Sergio Mattarella.

En italiano Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, volvió a descartarse como posible candidato en una entrevista con el semanario alemán “Die Zeit. “Es un gran honor ser considerado (como posible candidato), pero no es mi trabajo”, afirmó.

“Nos sentaremos (a dialogar) con todos los partidos”, anunció hoy la vicepresidenta del PD, Deborah Serracchiani. El objetivo es llevar a cabo las elecciones “en un periodo razonable”, explicó.

Como partido mayoritario en el Parlamento, se espera que el PD escoja un nombre y después se asegure el apoyo de otros partidos. (DPA)

Comentarios