La oposición denuncia falta de ética de Cristina - LA GACETA Tucumán

La oposición denuncia falta de ética de Cristina

El hotel “K” firmó contrato con Aerolíneas

24 Nov 2014
1

DE LUJO. El hotel se caracteriza por tener muchas habitaciones desocupadas. DYN

BUENOS AIRES.- Desde el kirchnerismo salieron a intentar minimizar el impacto mediático y judicial que tuvo el allanamiento a la empresa Hotesur, que administra el hotel Alto Calafate que pertenece a la presidenta, Cristina Fernández. Sin embargo, continuaron las críticas de la oposición.

El presidente del GEN bonaerense, Gerardo Milman, denunció que Aerolíneas Argentinas tiene contratos con el hotel de la primera mandataria y remarcó que eso “resulta una violación ética”. “Cristina tiene la ‘cola sucia’, por eso no se defiende. Fue socia y ahora es víctima de la cleptocracia que su marido (Néstor Kirchner) instauró en 2003”, afirmó la diputada nacional por el PRO Laura Alonso.

Los operativos fueron ordenados por el juez federal Claudio Bonadío realizó en oficinas de la compañía que administra un hotel de Cristina. Cabe recordar que Bonadío realizó un allanamiento en la Inspección General de Justicia (IGJ) y en Hotesur, en respuesta a una denuncia que presentó la diputada por el GEN, Margarita Stolbizer, por presunto “lavado de dinero”.

Milman, quien integra el directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) por la oposición, se sumó a la polémica que generaron los allanamientos y afirmó que la empresa de la jefa de Estado tiene contratos con Aerolíneas. “Resulta una violación ética flagrante que la aerolínea estatal firme contratos con empresas de la Presidenta”, advirtió el dirigente.

El dirigente del GEN agregó que “si la provincia de Santa Cruz coloca cámaras en los hoteles presidenciales sólo van a encontrar a los tripulantes de Aerolíneas Argentinas obligados a dormir en las habitaciones de los Kirchner”.

La diputada Alonso, por su parte, alertó que “la complicación judicial no llega sólo para la Presidenta sino también para sus hijos. Ni ellos tienen dimensión de los dineros públicos desviados por la corrupción, que son parte del patrimonio de su familia y sus socios”.

En la sede de Hotesur, los funcionarios enviados por el juez Bonadío encontraron que el último balance de la empresa corresponde al año 2010. Pero esa no es la única de sus irregularidades: el documento es una fotocopia del supuesto original, no tiene las firmas ni certificaciones que ordena la ley y figura que fue aprobado en un domicilio fantasma, en el que la empresa declaró que no trabajaba hacía más de un año. El balance fue complementado con el acta de una presunta asamblea que se realizó en 2011. Los papeles fueron presentados en abril de 2012 con los plazos vencidos luego de una intimación de la IGJ. En esa asamblea habría participado el propio Máximo Kirchner. (DyN-infobae-com)

Comentarios