En capilla

Cinco de los seis “santos” con cuatro amarillas son titulares pero no piensan guardarse nada.

26 Oct 2014
La chance de tener que parar justo para el sprint final está latente. Esas amarillas acumuladas que al principio no inquietaron hoy, ante Gimnasia y Tiro de Salta, ponen en juego la estadía de aquellos que dijeron presente a lo largo del torneo y que sobre todo llegan al final del camino afianzados en el 11 titular de San Martín.

Contando el choque con el “albo”, al “santo” le quedan otros dos partidos clave para la clasificación, con Mitre y Central Córdoba de Santiago del Estero, y los que están en capilla con cuatro tarjetas son Pablo De Muner, Emanuel y Maximiliano Martínez, Lucas Bossio, Fabricio Lenci y Gonzalo Rodríguez. En conclusión, del sexteto, sólo “Gonza” es habitualmente suplente. ¿Se cuidarán los titulares?

Las respuestas son variadas, pero el deseo es el mismo entre todos y las velitas ya están prendidas para que las cartulinas que hoy pueda sacar el mendocino Fernando Espinosa no los encuentre justo a ellos. “La situación a mi no me condiciona. Soy un jugador temperamental y siempre juego de la misma forma, pero ojalá que no me amonesten, ja”, sonrió Emanuel, de esos laterales derecho que nunca se guardarán nada ni esconderán la pierna en medio de un avance enemigo.

Del otro costado está un “Maxi” más sentimental, el Martínez que de verdad se reprochará perderse algún partido con los santiagueños rivales de las próximas fechas. “Estoy al tanto de las amarillas y ojalá no me saquen otra en este tramo del campeonato. En este momento tenemos que estar todos”, entiende el zurdo sin ocultar pesares. “Si me toca tener que salir lo lamentaré mucho”, asegura. Pero como no está solo también confía: “hay compañeros que tranquilamente aparecerán para aportar su granito de arena. Hoy necesitamos de todos”, avisa.

Ese punto comunitario es el que justamente resalta Bossio, el volante central al que no se le puede pedir nunca bajar un cambio y por eso estará siempre expuesto a un amarilla por cumplir el mandamiento de cortar el juego rival. “Claro”, repite, sabiendo que es de los que no puede zafar tanto como otros. Su situación es similar a la de De Muner, el central que no sale del 11 titular desde que Juan José López agarró el equipo, en el arranque de la segunda ronda de la zona 3.

“Igual la situación no condiciona. Simplemente porque en estos partidos no podés guardarte nada. Además, si llega la quinta amarilla hay otros compañeros esperando su chance. Ellos están muy bien”, dijo Bossio, a lo “Maxi”, con su mismo tono.

Entre los que caminan por la cuerda floja están Lenci y Rodríguez, representantes de los de arriba que por pelearla más de la cuenta también la ligaron a lo largo del campeonato y llegaron a esta instancia a una amarilla de ser suspendidos. “¿Sabés que no me condiciona?”, responde “Gonza” a la pregunta con otro interrogante. ¿El motivo? “Es claro: uno entra a la cancha pensando en dar lo mejor para el equipo. No entra pensando en las amarillas, o en que haré faltas como para que me saquen”, dice y tiene esa idea en la cabeza porque recuerda que dos de las cuatro tarjetas que vio se la sacaron supuestamente por simular.

“Me amonestaron porque me tiré, pero... ¡Fueron faltas que me hicieron a mi!”, sonríe y denuncia Rodríguez, ya sin nada que hacer por haberla “ligado” en tantos informes.

Según él, que hoy ocupará un lugar entre los suplentes, su situación será similar a la de Lenci, que jugará de arranque y podrá hacer lo suyo sin pensar tanto en las señas del árbitro. “‘Maxi’, ‘Ema’ Lucas y Pablo se puedan ver más limitados en este tema por lo que su trabajo es defender y porque están constantemente en el roce”, opina dejando en claro que su misión será no dejarse caer tan fácil para no dar lugar a otra amarilla por simulación. “Tendrá que ser mucho para que me saquen otra amarilla por eso”, prometió Gonzalo que, como todos, no querría perderse justo en el tramo final de un San Martín urgido de puntos y, sobre todo, la clasificación.
Comentarios