Anunciaron la tercera fase del plan de Reconversión Industrial

El nuevo ciclo apunta a mejorar el uso del agua en procesos fabriles

12 Octubre 2014
El Gobierno provincial anunció la tercera etapa del Programa de Reconversión Industrial (PRI), un plan oficial dirigido a las industrias locales con el fin de frenar la contaminación de ríos en el territorio tucumano.

La nueva fase, según informó la Secretaría de Medio Ambiente (SEMA), tendrá como objetivo “mejorar el uso del agua empleada durante los procesos productivos de las industrias y optimizar la calidad de los efluentes”.

El convenio se firmará a fines de este año y comenzará a implementarse a partir de 2015. Durante un período de tres años, las fábricas deberán contar con un sistema de gestión ambiental integral efectivo, según el acuerdo.

La medida oficial fue presentada días atrás en una reunión entre representantes de los ingenios, las citrícolas, los frigoríficos y otras industrias tucumanas, con autoridades del organismo local, entre ellos, el titular de la SEMA, Alfredo Montalván, y el director de Medio Ambiente, Rubén Dip. También participó un funcionario de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (Sayds).

José Varela, director de Producción Limpia y Consumo Sustentable del ente nacional, resaltó el trabajo que efectuaron las empresas provinciales en el marco del PRI. Asimismo, manifestó su interés por recibir todo tipo de sugerencias relativas al manejo del programa, especialmente lo relacionado al financiamiento de obras, según un comunicado.

Referencias

“José Varela, previo a referirse al Programa de Reconversión Industrial, destacó la importancia y el esfuerzo que se hizo en el plan de ‘Vinaza y Ceniza Cero’, en los ríos. Tanto él como Montalván, dijeron que el agua del río Salí contiene un importante nivel de oxígeno, que los humedales del Salí han recuperado su capacidad de recobrar la calidad de agua. Comentó que no se registraron mortandad de peces ni olores en el dique El Frontal, como así también incidentes ambientales con los habitantes de Termas de Río Hondo (en Santiago del Estero)”, contó Julio Colombres, presidente del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART).

El empresario azucarero, quien es titular del grupo del mismo nombre que administra tres ingenios en la provincia, resaltó que en ese encuentro se hizo hincapié en que el plan “Vinaza y Ceniza Cero” puede considerarse como “uno de los mejores programas ambientales en Latinoamérica y sobre algunos países europeos”.

“En diciembre se firmará un nuevo PRI, en el cual se hará énfasis en mejorar la calidad del agua y en la disminución del volumen empleado por las plantas en los procesos industriales”, añadió ayer el empresario.

Los programas ambientales se iniciaron a partir del litigio judicial y político entre Tucumán y Santiago del Estero, que incluyó el inicio de causas judiciales contra propietarios de empresas tucumanas, por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce. En ese marco, los gobiernos tucumano y santiagueño, con la intervención de la Nación, impulsaron acuerdos que tuvieron como condición la aplicación de acciones en las plantas fabriles para evitar la polución.

Comentarios