Que alguien se haga cargo

Luego de jugarse en diciembre pasado la Liga Mundial de hockey en el estadio de Natación y Gimnasia, muchos pidieron que se lo cuidara. Lamentablemente ese escenario, que es un orgullo para el hockey tucumano, está sangrando por sus pequeñas heridas. Tal vez no se tuvieron en cuenta los factores que podían dañarlo. A eso hay que sumarle estos rumores que circulan: “la plata no alcanzó para construir semejante estadio”; “se extrajo dinero del subsidio para terminar el salón de fiestas de la otra sede de Natación”; “el club tiene un juicio por la construcción del techo del estadio”; “el sintético se está deteriorando porque no riegan la cancha”. Natación y Gimnasia niega todo. ¿Y si se unen para salvarlo?

Tamaño texto
Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS
Comentarios