Miguel Mateos : “Lo que más me gusta de mí es la innovación perpetua”

El cantante presenta su último CD, que propone volver a la alegría ochentosa. “Nunca busqué hacer un hit, sólo buenas canciones”

UNA ARTESANÍA. Mateos contó que, en el proceso de composición, primero piensa la música y luego la letra. prensa miguel mateos UNA ARTESANÍA. Mateos contó que, en el proceso de composición, primero piensa la música y luego la letra. prensa miguel mateos
01 Mayo 2014

ACTÚA HOY

• A las 22, en Casino Parque (avenida Soldati 440). Anticipadas desde $ 150 en el lugar y en Sucrédito.



- ¿Qué número de álbum es este, Miguel?

- No lo sé, corazón. Perdí la cuenta de mis años y de mis discos. Los dejé en algún lugar.

Años y discos: Miguel Mateos los ha dejado en la gente. Y, al mismo tiempo, se ha dejado en ellos. Según cuenta, al término de cada producción, queda tan vacío de ideas y emociones que llega a pensar que aquel álbum será el definitivo, el broche conclusivo de su usina compositora. Pero no. El tiempo -también los viajes, también la rutina- le acercará nuevas ideas, que él anotará allí donde le alcance la mano. Así le ha pasado con “La alegría ha vuelto a la ciudad”, el CD (“creo que es el 17° o el 18°”, recordará, avanzada la conversación) que hoy viene a presentar a Tucumán.

- ¿Cómo describís el álbum?

- Es un compendio de canciones que pretende que nos reencontremos con la alegría ochentosa. Los temas no son ochentosos, sino que es una cuestión conceptual. Me parece que hay que recobrar la alegría y la esperanza respecto del futuro. Creo que estamos dando vueltas sobre los mismos problemas, que hemos perdido cierta ingenuidad y, a la vez, perdimos noción del país que tenemos. Siempre digo que el que se va en este momento de la Argentina, pierde, aunque eso no tiene nada que ver con lo político.



- ¿Hasta dónde está bien que un músico se meta en política?

- Yo soy un marginal, no sólo del rock, también de la política (ríe). No creo que ambas cosas tengan que juntarse, pero respeto a los que toman partido. En particular, si tengo que cantar el Himno un 25 de Mayo, voy y lo canto porque somos 40 millones de argentinos, no porque ideológicamente esté de un lado o del otro. Sí defiendo muchas cosas que han pasado en estos años y me parece que hemos crecido.

- Después de tanto componer, ¿nunca sentiste que se agotan las temáticas?

- Siempre que termino un disco me siento tan vacío que digo “este es el último, no hago más nada”. Tengo esa sensación todo el tiempo, pero después van surgiendo pequeñas ideas que voy anotando en mi iPad -antes en un cuaderno- y ahí se van hilvanando cosas. En realidad, hago primero la música. Me salen primero las melodías y después se me ocurre un título. A partir de ahí empiezo a armar distintas ideas y conceptos, como una especie de tetris. Ya tengo como una artesanía del asunto y al final termino haciendo un trabajo que me satisface.

- ¿Seguís buscando el hit que la descosa en las radios?

- ¡No! Nunca en mi vida busqué un hit. Cómo voy a hacer eso: un hit se forma, se transforma... un hit es un hit por razones a veces inexplicables. Tiene que ver con la coyuntura, con cosas exógenas, fuera de lo que es una gran letra o una gran melodía. Y a veces es un producto comercial porque tiene una difusión extraordinaria. No, nunca busqué un hit y menos a esta altura; sólo busco buenas canciones. Sigo pensando en mi obra como una totalidad. Mucha gente me dice “me gustaba tal canción al principio, y después me terminó gustando otra”. Es así y sigo jugando con eso.

- Con tanta trayectoria, ¿cómo hacés para permanecer y no vivir de los éxitos del pasado?

- La pasión te da vigencia y contundencia. También el hecho de seguir caminando e innovando con respeto a mi pasado, porque mi obra también es mi pasado, pero para nada tengo la intención de quedarme en ese lugar. Eso hace que me renueve; a mis conciertos vienen gente con sus hijos. Lo que más me gusta de mí es el movimiento y la innovación perpetua. Este último es un disco de mucha innovación; hay muchas canciones de las que no se puede decir que sean mías y otras que tienen mi sello. En este CD me preocupé por indagar y explorar otros territorios. Lo van a ver en el show, porque siempre digo que el disco realmente se lanza cuando lo toco en vivo. Salió el año pasado, muchos fanáticos tucumanos ya lo tienen, pero un disco se termina en el vivo. En el recital, pondré énfasis en las canciones nuevas, tocaré seis o siete de ellas, mezcladas con clásicos de distintas épocas. Es un show muy fuerte y pasional, de vanguardia.

- ¿Quién es el Miguel Mateos actual?

- (duda durante varios segundos) Si tengo que ser absolutamente sincero, no existe. Hay muchos buenos artistas, cada uno está haciendo lo suyo y eso es lo más importante. De todos modos, si veo a alguien que sigue mis pasos, le diría “che, loco, cambiá. Hacé otra cosa, dejate de hinchar las pelotas. Veo muchas cosas que tienen que ver conmigo. Olvidate”.

Publicidad
Comentarios