Vivir sin agua - LA GACETA Tucumán

Vivir sin agua

29 Abr 2014
Dos años sin baldosas
Una vecina de Balcarce al 100 contó que hace más de dos años un camión cargado con pretensados de hormigón subió a la vereda de su casa y la destruyó. Ella hizo la denuncia en Seguridad Ciudadana, donde su caso fue muy bien atendido. Al poco tiempo, Obras Públicas de la Municipalidad la reconstruyó, pero parcialmente porque la obra quedó en contrapiso, y hay un gran desnivel con las otras veredas. “Ya estamos por cumplir los dos años sin baldosas, y ya no sabemos a quién recurrir”, se quejó

Vivir sin agua
En Marina Alfaro y La Plata (Villa Alem) están sin agua desde el viernes. “Me acaban de comunicar en la SAT que se ha incendiado una bomba. Pero esto viene desde hace tres años, ¿Qué gano yo con cumplir con la empresa, pagando el servicio, si no lo tengo? ¿Usted sabe lo que es no tener agua en toda la casa?”, se quejó un vecino de La Plata 1092.

Tras el montículo de escombros, el basural
Los escombros de un corralón abarcan la mitad de la calle en Juan José Paso al 500, según denunció Julio Hamaud, que vive en la zona. “Los vehículos tienen que pasar en fila y encima a la par del montículo de escombros ha comenzado a formarse un basural. Ya hemos mandado una carta a LA GACETA hace 20 días, se publicó y no viene la Municipalidad”.

Pavimento destrozado en barrio Roselló
Ramón Abregú, un vecino del barrio Roselló, asegura que el pavimento está destrozado en la intersección de las calles Amadeo Jacques al 1.400 y Francia. “Hace un año y medio empezaron una obra del plan Promeba, que incluye red cloacal y de agua. Dejaron todo destruido y hasta el momento no han arreglado nada. Cuando llueve esta zona se vuelve intransitable. Y nadie quiere hacerse cargo: ni la Municipalidad ni los encargados del plan nacional”, comentó Abregú.

Baldíos en Crisóstomo al 3.600
Una mujer comentó que está preocupada porque está rodeada de terrenos baldíos en Crisóstomo al 3.600. “Están abandonados hace muchísimo tiempo. No cuesta imaginar lo que resguardan: todo tipo de alimañas, basura, restos de cemento de obras en construcción cercana. Allí también se reúnen jóvenes para drogarse y es una guarida de los asaltantes”, comentó.

Comentarios