Dos derechos reñidos en Chicas Bondi

La libertad de expresión y el derecho a la Intimidad entran en conflicto en este proyecto artístico

Dos derechos reñidos en Chicas Bondi
15 Abril 2014
Pareciera que las que se enojaron, en realidad, fueron las no retratadas. Un grupo de mujeres feministas fue el responsable de “mover el avispero”, como define Torcuato González Agote, autor de Chicas Bondi, y pidió la intervención de la Defensoría del Pueblo porteña. Argumentaban que él se paraba desde un lugar de poder al retratar mujeres y difundir su imagen sin permiso y que, además, eran todas “jóvenes que responden a los patrones dominantes de belleza”. Esas fueron las palabras textuales del dictamen que emitió la Defensoría hace un año, tras varios meses de investigar el caso. Se trató de un dictamen que no tuvo implicancias legales para González, pero que lo hizo caminar en la cuerda floja de la legalidad.

“Hay dos valores que entran en juego en este caso -explica el abogado Carlos Saltor, especialista en Protección de datos-: por un lado el derecho a la intimidad garantizado por el artículo 19 de la Constitución; y, por otro, la libertad de expresión del autor, también contemplada en la Carta Magna y el Pacto de San José de Costa Rica. Al no ser personajes públicos, estas mujeres pueden denunciar la publicación de sus fotos el artista puede tener responsabilidades civiles al respecto”, explicó Saltor y agregó: “de todos modos, al ser un derecho personalísimo, sólo la persona que se sienta afectada puede promover una acción legal, no lo puede hacer nadie en su nombre”.

Hasta el momento eso no ha sucedido y, según González, de 700 fotos publicadas unas 12 tuvieron que ser dadas de baja por pedido de las retratadas.

Temas Buenos Aires
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios