"Llegamos a la puerta y se cayó toda la pared", dijo el dueño de la casa dañada por el derrumbe

Eduardo Méndez contó cómo fueron los minutos previos a la caída de la medianera. "Agradezco que a mi hijo no le pasó nada".

IMPACTANTE. El enorme hueco se produjo en la pared sur de la vivienda. LA GACETA / FOTO DE FLORENCIA ZURITA IMPACTANTE. El enorme hueco se produjo en la pared sur de la vivienda. LA GACETA / FOTO DE FLORENCIA ZURITA
17 Febrero 2014
Eduardo Méndez, propietario de la casa cuya pared se derrumbó por una obra en construcción, relató angustiado cómo fueron los momentos previos al hecho, ocurrido durante los últimos minutos del domingo en Virgen de la Merced al 200 (ex Rivadavia). "Llegamos a la puerta y se cayó toda la pared", explicó en diálogo con la prensa.

El hombre, que vive junto a su mujer y su pequeño hijo, contó que sintió un estruendo y salió para ver qué era ese ruido. "Bajo a ver y resulta que se cortó el muro de contención. Se veía una luz, que era de mi casa. Entonces le digo a mi señora que agarre al bebé y vamos", relató.

Méndez contó que momentos antes estaban celebran el cumpleaños del niño. "Gracias que a mi hijo no le paso nada. Solo hubo daños materiales", contó. Afirmó que resultó dañada la cocina, su dormitorio y el de su hijo, y agregó que desde la empresa constructora se comunicaron con él y se pusieron a su a disposición.

La obra ya había sido clausurada en forma preventiva por la Municipalidad Capitalina el viernes, luego de haber constatado que en la excavación no se realizó la submuración de un tramo de 25 metros de la pared sur, que linda con una guardería. Personal de la Municipalidad, de Catastro y de Defensa Civil evaluaba la situación para determinar los pasos a seguir.

Comentarios