Como ministro, Manzur atendió asuntos legislativos

El titular de la cartera sanitaria nacional brindó 355 reuniones desde 2009; el 10% fueron concedidas a referentes políticos tucumanos. Un informe oficial revela que en la mayoría de las veces se abordaron cuestiones de la Cámara. Sisto Terán figura al tope de las visitas.

20 Ene 2014
1

UN PIE EN BUENOS AIRES Y OTRO AQUÍ. Manzur es ministro nacional desde julio de 2009; sin embargo, dedicó varias horas a su rol de vicegobernador. TELAM

Hace seis años, Juan Manzur comenzaba a acomodarse en el sillón de la Presidencia de la Legislatura y ya se sentía a sus anchas. Había resultado electo vicegobernador en 2007, y pocos meses después confesaba a LA GACETA que tenía a la Legislatura “en un puño”.

Los tiempos políticos cambiaron, y en 2009 fue llamado de Presidencia a ocupar el cargo de ministro de Salud. Así dejó, licencia mediante, la conducción de la Cámara tucumana. Sin embargo, a juzgar por los informes oficiales de la Presidencia de la Nación, Manzur parece no haber olvidado su paso por la Legislatura. Desde su despacho en la porteña Avenida 9 de Julio, continuó durante estos años atento al manejo del parlamento local.

Manzur mantuvo, desde su llegada a la cartera de Salud, un total de 355 audiencias, según un rastrillaje de LA GACETA por el portal de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. Los registros incluyen datos de los participantes de las reuniones y los temas que se trataron durante los encuentros. Aunque sólo están cargados los detalles de las audiencias celebradas hasta junio de 2013, un vistazo permite concluir que, a lo largo de estos años, el compañero de fórmula de José Alperovich siguió con las riendas del Poder Legislativo.

Desde julio de 2009 a junio del año pasado, el funcionario mantuvo en su despacho ministerial 34 audiencias con tucumanos, de las cuales sólo siete giraron en torno a problemas sanitarios. En cambio, la cuestión legislativa ocupó una parte mucho más abultada de la agenda de Manzur: un total de 18 audiencias se concretaron para abordar “temas inherentes a la Honorable Legislatura de la Provincia de Tucumán”.

El oficialista e influyente Sisto Terán encabeza el ranking de los comprovincianos que más visitaron al ministro. Fue recibido siete veces, en todas para tratar cuestiones relacionadas con el cuerpo deliberativo. En segundo lugar, se ubica el ex legislador Fernando Juri Debo, quien fue a ver a Manzur en su oficina cuatro veces en un año. El presidente del bloque alperovichista “Tucumán Crece”, Roque Álvarez, pasó por su despacho en dos ocasiones. Beatriz Ávila, legisladora amayista desde 2003, mantuvo sólo una audiencia con él, al igual que Reinaldo Jiménez y Rolando Alfaro. Ningún opositor visitó a Manzur en este período.

Los encuentros con parlamentarios no fueron los únicos que mantuvo el funcionario nacional para interiorizarse de cuestiones de la Legislatura tucumana. Se reunió también con el secretario aministrativo del cuerpo, Juan Antonio Ruiz Olivares; y con el tesorero del parlamento, Oscar Fiorito.

Las 16 reuniones restantes giraron básicamente en torno a tres temas: cuestiones sanitarias, sindicales y relacionadas con el Senado de la Nación. También visitaron a Manzur dos ministros tucumanos: Edmundo Jiménez, de Gobierno; y Jorge Gassenbauer, entonces a cargo de la cartera de Desarrollo Productivo.

El desfile de parlamentarios tucumanos por el despacho del Ministro de Salud tuvo su punto de máximo tráfico en 2011, año electoral en el que se renovaron cargos legislativos y ejecutivos.

Manzur no fue ajeno a la campaña, él mismo fue candidato al cargo de vicegobernador. El oficialismo se alzó con el 70% de los votos y la fórmula que encabezaba José Alperovich resultó reelecta. Tras las elecciones, Manzur volvió a pedir licencia como vicegobernador para seguir atendiendo la cartera sanitaria nacional.

En su despacho porteño, el tucumano también fue anfitrión de cuatro intendentes: Domingo Amaya (Capital), Alberto Olea (Monteros), Luis Campos (Alberdi) y Javier Pucharras (Tafí Viejo). También recibió a sindicalistas: el referente de la Asociación de Trabajadores del Estado, Martín Rodríguez; y el dirigente de Luz y Fuerza, Julio Luna. El actual diputado radical José Cano, en su rol de presidente de la comisión de Salud del Senado, lo visitó en dos ocasiones, según consta en el registro oficial.

“Dicen (..) que tengo a la Legislatura en un puño. Admito que es así”, había reconocido Manzur en 2008 a LA GACETA. Seis años después, desde la capital de la República Argentina, la frase parece no haber perdido vigencia.

Comentarios