Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

20 Nov 2013

"¡UNA AYUDA, POR FAVOR!"

Se nos está haciendo cada vez más común ver a gente joven mendigar. Por citar un caso en particular, en Santiago del Estero al 800 (Iglesia Corazón de María), se alternan diariamente dos muchachas muy jóvenes con sus respectivos hijos en la puerta de dicha parroquia. Lo grave de esta "normal" escena diaria, es que arrancan en el horario de la siesta y sentadas en la puerta, cuando la temperatura oscila entre los 40° o más. Verlas allí junto con sus hijas, escuchar "¡una ayuda, por favor!", a esa hora, con semejante temperatura y con las consecuencias para ellas y sus criaturas, nos genera una impotencia tremenda; más allá de la ayuda que reciben, el cuadro es realmente impactante, por lo inhumano. A través de esta líneas y utilizando este espacio, es que llamo a la reflexión e insto a los responsables del Ministerio de Desarrollo Social, con la finalidad de que realicen un relevamiento, evalúen cada caso y busquen una pronta solución a esta lamentable forma de vivir de estas jóvenes.

Rodolfo Emilio Castillo
[email protected]


INSEGURIDAD (I)

La ola de inseguridad a la orden del día: mataron a un joven para robarle las zapatillas; un señor que salía de desayunar de avenida Roca y Ayacucho pierde un ojo por un balazo, también en ocasión de robo; hay mujeres arrastradas y golpeadas a culatazos para sacarles lo que sea, todo a plena luz del día. No se puede transitar a ninguna hora por Roca, Ayacucho, Chacabuco, plaza San Martín. Nos asaltan en el colectivo. Señor jefe de Policía: ¿Qué debemos hacer? ¿Y el policía de cada esquina, donde está? El de Roca al 700 vino sólo dos días. A estos hechos los presenciamos, impotentes, los vecinos. ¿Cuál es el plan de seguridad para nosotros? ¿Nos darán un arma a cada vecino y que Dios nos ayude?

Otilia Guerrero
[email protected]


INSEGURIDAD (II)

Corrupción e inseguridad no son dos lacras que deben combatirse por separado, porque ambas están relacionadas íntimamente. Una de las causas principales de la inseguridad es la corrupción de los funcionarios. La sociedad, por lo general, es indiferente a los delitos de corrupción, pero sufre consecuencias de la inseguridad. Algunas personas hasta llegan a justificar al funcionario corrupto, si este hace algunas obras para la comunidad, con la conocida frase "roba, pero hace". Su obligación, sin embargo, es gestionar sin robar: para ello cobra un sueldo. Pruebas al canto sobre la relación existente entre corrupción e inseguridad: A) La tragedia de Once (2012), que costó la vida a 51 personas y más de 300 heridos. Hay sospechas de corrupción de funcionarios que otorgaron los subsidios a los concesionarios del servicio ferroviario, que nada hicieron para que este fuera eficiente y seguro. No hubo control. B) El aumento considerable del negocio de la droga, como ocurrió en Rosario y en todo el país. ¿Cómo va a controlar la Policía, si dentro de sus filas hay algunos que reciben "coimas" de quienes se dedican a este negocio? Muchos delitos son perpetrados por drogadictos que no trepidan en asaltar, robar y matar para conseguir dinero para comprar drogas que se producen y comercializan impunemente. Para muestra de la relación existente entre corrupción e inseguridad, bastan tan sólo dos botones: los mencionados precedentemente. Sería conveniente que se dictara una ley nacional que declarara imprescriptibles los delitos de corrupción.

Hugo Zerdán
[email protected]


SIN AGUA EN VILLA CARMELA

Milagrosamente, el 25/11, en Villa Carmela volvimos a tener agua corriente, luego de tres meses de tenerla de vez en cuando. Pero, pícaramente, 48 horas después de pasadas las elecciones, nos la cortaron de nuevo hasta hoy, pero ya en forma total. ¿Ocurrirá nuevamente un milagro o tendremos que esperar otro acto eleccionario? Creo que quienes dirigen la SAT ya cumplieron su ciclo y mostraron su impericia para solucionar esta situación que lleva años. ¿No creen que es hora de dar un paso al costado? Y que el Gobierno deje de pavimentar tanto; aumente el presupuesto de la SAT.

Carlos Enrique Lobo
[email protected]


VENDEDORES AMBULANTES

Los mal llamados ambulantes se ríen de los tres poderes: hace siete años hay una orden judicial y no se cumple. ¿Qué pasaría si los comerciantes legales dejaran de abonar los impuestos y los servicios? Para colmo la Municipalidad les puso tomacorrientes en todas las columnas de alumbrado para que tengan energía gratis. Señoras autoridades: hay que educar al soberano; no se pueden pisotear los límites y las reglas, eso también es violencia que destruye a la sociedad. Señores vendedores: antes de reclamar derechos, propongan los deberes y compromisos que estén dispuestos a cumplir. Todos queremos que estas personas vivan dignamente, por favor. No nos extorsionen con salir a robar. No enfrentemos al pueblo; si cada uno cumple su rol la solución no debe tardar. No olvidemos que esa mercadería sale de algún proveedor, al que habrá que controlar, y hay ciudadanos que se paran a comprar sabiendo que nadie les exigirá factura. Las herramientas están al alcance para restablecer esta cuota de bien común y equilibrio social.

Roberto Olmos
[email protected]


AEROLÍNEAS ARGENTINAS

Me pasó a mí, como a muchos argentinos. En abril pasado, tuve que regresar a Buenos Aires, donde resido, por vía terrestre, porque el vuelo de Aerolíneas Argentinas fue suspendido por razones meteorológicas. En ese momento, me informaron que el pasaje aéreo quedaba abierto durante un año, para ser utilizado cuando sea necesario. Ayer, le pedí a mi padre que me hiciera el trámite para poder utilizarlo. Luego de la verificación en la sucursal de San Miguel de Tucumán de Aerolíneas Argentinas de que el pasaje en cuestión estaba en regla, le dijeron a mi padre que había que abonar $ 120, por derecho de emisión del pasaje. Fue al sector de compras y allí el empleado que lo atendió le indicó que debía abonar $ 601,50, para que le entregaran el pasaje debidamente habilitado para volar. La única explicación que le brindaron fue que la empresa no podía hacerse cargo de un "problema meteorológico" y que, consecuentemente, tenía que pagar ese importe. ¿Los usuarios debemos hacernos cargo de este contratiempo? ¿La empresa no tiene responsabilidad en este caso? Como si esto fuera poco, mi padre permaneció desde las 11.30 hasta las 14, para poder salir con el "bendito" pasaje. La verdad, me da mucha pena que una empresa de bandera argentina nos prodigue un trato tan desconsiderado a los pasajeros. ¿Para qué se invierte en la publicidad y en la propaganda de la eficiencia, cuando en realidad, la empresa no responde a los compromisos que tiene con cada uno de los usuarios? Las autoridades deben saber que algo está fallando, y es por eso, justamente, que invierto mi tiempo para escribir estas líneas. No quiero que situaciones como esta sigan ocurriendo. Y lo manifiesto con mucho dolor, porque quiero a mi país y no soy ninguna "desestabilizadora" ni dañina. Solamente quiero el bien para todos. Y me mueve, especialmente, el deseo de que quienes toman decisiones no se equivoquen.

Julieta Núñez Camus
[email protected]


FIESTA PROVINCIAL DEL TEATRO

La Fiesta Provincial del Teatro lejos se encuentra de ser un espacio de encuentro entre el público y el teatro; poco tienen que ver las expectativas de los tucumanos y sus preferencias al momento de la selección. Nuestro teatro se debate entre silenciados actores que ponen en manifiesto el profesionalismo y respeto a un público que espera se abra a la diversidad, buen gusto y riqueza artística y una cofradía de amigos que premian propuestas que uno no termina de entender a quiénes quieren llegar, al público, seguro que no. Que el Instituto Nacional de Teatro no subestime a los que nos sentamos en las butacas. ¿Cómo se entiende que una obra de éxito rotundo como "Dos para el amor", interpretada por el actorazo Rubén Lizondo y la ascendente Marcela Jaime, dirigida por la experta mano de Silvia Gianfrancisco, aplaudida a sala llena, no figure ni hasta los "quince"? ¿No sería tiempo de ir pensando en un "teatro para todos"?

Juan Pablo Arquez
[email protected]


Transgresiones de colectiveros

Por la calle Crisostomo Alvarez pasan 12 lineas de colectivos. En la mayoría de los casos, violan toda norma de tránsito posible. Nunca vi, sin embargo, que se multe a un colectivo. ¿Existe un pacto entre la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y las empresas del transporte público de pasajeros para "no" multar a los ómnibus? Los choferes, en su enorme mayoría, no respetan la prohibición de tocar las bocinas de camiones ruteros que tienen instaladas en sus unidades. Y, además, hablan por celulares mientras se encuentran trabajando. Es decir, mientras se encuentran manejando. Simultáneamente, transformaron la cabina del colectivo con peluches, stickers y luces de colores. Señor intendente, la comunidad del microcentro le agradecerá que haga algo cuanto antes.

Gaston Eduardo Paz
[email protected]


LA PUNTUALIDAD

Puntualidad en tareas y en estudios; en actividades recreativas, en reuniones, en actos y en celebraciones. Qué bueno un "sí" o un "no", en el momento preciso. Puntualidad en los medios de transporte, en la respuesta a un pedido de socorro. Sobran ejemplos... Mejoraría sensiblemente el diario vivir. "¿Para qué tanta prisa?", decían los caracoles que llegaron últimos y repartiendo pésames, al velorio del rey de la selva. El león los hizo papilla. "No tolero aguafiestas en la ceremonia de mi coronación. Todo a su tiempo", dijo el nuevo rey en la fabulilla de Marco Denevi.

Ana María D'Andrea de Dingevan
[email protected]


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios