El Premio Nobel de física fue para los padres de la "partícula de Dios" - LA GACETA Tucumán

El Premio Nobel de física fue para los padres de la "partícula de Dios"

El británico Peter Higgs y el belga François Englert teorizaron sobre el "bosón de Higgs", una partícula clave para entender el universo

09 Oct 2013
1

Es quizás uno de los resultados más anunciados de la historia de los galardones. Es que se suponía que estos científicos iban a ser distinguidos el año pasado. Pero no. De todos modos, la espera parece haber valido la pena para el británico Peter Higgs y para el belga François Englert. Ayer recibieron el Nobel de Física 2013 por haber predicho hace casi medio siglo la existencia del bosón de Higgs, que se confirmó el año pasado. Se trata de uno de los grandes descubrimientos de los últimos 50 años, ya que se lo considera clave para entender el universo.

La teoría que propusieron estos dos científicos de manera independiente se convirtió en la pieza faltante del rompecabezas del Modelo Estándar de la física de partículas. Este modelo explica el funcionamiento del universo y describe los componentes fundamentales de la naturaleza, consignó la agencia DPA.

A este mecanismo se le atribuye la propiedad de atraer y mantener juntas al resto de las partículas elementales que conforman la materia visible del universo. "Es una parte central del modelo que describe cómo está construido el mundo", señaló en su fallo la Real Academia de las Ciencias sueca. Hay un dato que revela lo intenso que ha sido el debate en la Academia: el anuncio se retrasó una hora con respecto al momento pautado. No hay que olvidar que la decisión final se toma en el mismo día, detalló el diario español El País.

Higgs y Englert habían teorizado sobre esta partícula en la década del 60. Pero su existencia recién fue confirmada en 2012 mediante experimentos con el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), en Suiza (también conocida como la "máquina de Dios"). Es por eso que la comunidad científica internacional esperaba que les entregaran el Nobel el año pasado. "No sólo se descubrió una partícula: se abrió una ventana a un nuevo mundo", comentaron los físicos cuando se confirmó la existencia del bosón. Es que de su existencia depende, entre otras cosas, que la teoría actual que explica el universo visible (el llamado Modelo Estándar) sea correcta. Y no sólo eso: de sus características pueden depender las futuras investigaciones para comprender el universo oscuro, que no está explicado por el Modelo Estándar.

Peter Higgs, de 84 años, dijo ayer que se siente abrumado por el premio. Lo hizo mediante un comunicado difundido por la Universidad de Edimburgo, en la que es profesor emérito (es conocido su rechazo a tratar con los medios de comunicación). También felicitó a todos los que contribuyeron al descubrimiento de esta nueva partícula y agradeció a su familia, amigos y colegas por el respaldo, reprodujo la agencia Télam. El físico, nacido en Newcastle en 1929, doctorado en el King´s College de Londres y reconocido por varios premios a lo largo de su carrera, se mostró expectante: "Espero que este reconocimiento a la ciencia básica ayuda a aumentar la conciencia del valor de la investigación imaginativa". En tanto, el belga François Englert (en 1964 propuso la teoría junto con el físico ya fallecido Robert Brout y en paralelo con Higgs), declaró: "Estoy muy, muy feliz de ser reconocido por este premio extraordinario". El científico, nacido en Bruselas (Bélgica) en 1932, dijo que el CERN haya confirmado sus trabajos. "Pero no me provocó una excitación comparable con la que sentí en 1964 cuando Brout y yo comprendimos que nuestra teoría no tenía fallas desde el punto de vista lógico", aseguró.

Su existencia evitó una catástrofe científica

Durante décadas, los científicos desarrollaron teorías para explicar la constitución de la materia y las partículas que existen dentro del átomo. "Se buscaba entender cómo se originó la masa en algunas partículas elementales. Y entonces surgió el postulado de estos dos físicos (los ganadores del Nobel Peter Higgs y François Englert), que propusieron la teoría que ayuda a entender el proceso", explicó el físico David Comedi. Este investigador independiente del Conicet, director del grupo de investigación Nano Project y profesor adjunto en el Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNT, destacó que la partícula postulada por los galardonados, el denominado bosón de Higgs, es una parte central del Modelo Estándar de física de partículas. "Es un eslabón en la teoría que faltaba demostrarse en un experimento. Durante años se dudó de su existencia, lo cual ponía en jaque al sistema. Pero gracias a los experimentos en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas se logró verlo. Eso realzó la labor de los dos físicos", detalló Comedi.

El científico es tajante: la denominación "partícula de Dios" es un término que no responde a la realidad. "El bosón está relacionado con el origen de la masa de algunas partículas elementales. Pero su descubrimiento, si bien da respuestas, también abre muchas otras preguntas. A veces, los científicos usan términos como ese para despertar la atención. Es que se hizo un gran esfuerzo para saber si el bosón existía o no. De no haber existido el bosón, para la física habría sido catastrófico, porque hubiese sido necesario cambiar toda la teoría", concluyó Comedi.

Bautismo
¿Qué tiene que ver Dios con el bosón y con el gran colisionador de hadrones?

El que bautizó al bosón de Higgs como la "partícula de Dios" fue el Nobel de Física León Lederman, cuando hizo en broma una analogía con la bíblica Torre de Babel. Dios, en un ataque de furia, dispuso que todos los hombres hablaran una lengua diferente. De la misma manera, el bosón puede hacer que todas las partículas tengan masa variada. Por extensión, el Gran Colisionador de Hadrones (la máquina que confirmó la existencia del bosón) fue bautizada como "la máquina de Dios".

Cronograma
Hoy se entrega el de química; mañana, el de literatura, y el viernes, el de la paz

Hoy se anunciará el nombre o los nombres de los ganadores del Nobel de Química 2013. Mañana será el turno del de Literatura, uno de los más esperados de la serie de galardones suecos. El viernes se entregará el de la Paz. Entre las favoritas para esta distinción se encuentra Malala, la joven paquistaní que el año pasado fue víctima de un atentado talibán por haber militado a favor de la educación de las mujeres. El lunes se anunciará el de Economía.

Comentarios