"El servicio de trenes sigue siendo malo; es una deuda"

Randazzo reconoció que deben reparar los vagones y prometió 1.000 coches nuevos. El ministro de Transporte justificó que el Estado tomara el control de las líneas Mitre y Sarmiento, que son las más criticadas

13 Sep 2013
1

MAL SERVICIO. El Gobierno nacional admitió falencias en los trenes y aseguró que trabajará para mejorar.

BUENOS AIRES.- Ante los numerosos reclamos expresados por los usuarios, por el mal funcionamiento de los servicios, el Estado nacional asumió ayer la administración y manejo de las líneas ferroviarias de pasajeros Mitre y Sarmiento. Mientras que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, reconoció que el servicio de trenes "todavía sigue siendo malo" y consideró que "es una deuda pendiente" del Gobierno.
De esta manera, el Poder Ejecutivo desplegó una nueva estrategia, al reconocer que debe solucionar las deficiencias.
"Estamos convencidos de que el Estado debe asumir la responsabilidad para que el sistema ferroviario se recupere. Todavía la gente viaja mal. Queremos lograr que viajen mejor", dijo Randazzo, y prometió que en 2014 "habrá 1.000 coches nuevos".
"Somos conscientes de que es una deuda pendiente de este Gobierno. Tenemos que reparar (el servicio y las formaciones). Hay una decisión de Cristina Fernández de acompañarnos para que esto se dé", sostuvo.
Al ser consultado si con la decisión de que dos empresas del Estado tomen el control y administración de las líneas Sarmiento y Mitre se acabaron los concesionarios, el funcionario respondió: "sí, no hay más".
Randazzo llamó "chantas" e "irresponsables" a los dirigentes políticos y gremiales que atribuyen responsabilidad al Gobierno en el choque de trenes en la estación Castelar, que provocó tres víctimas mortales y más de 300 heridos. "¿Qué dicen hoy frente a estas pericias más que contundentes?", sostuvo, en referencia al informe que determinó que no se detectaron fallas mecánicas en el tren Sarmiento que el 13 de junio chocó a otro que estaba detenido. El ministro criticó que haya dirigentes políticos y sindicales "queriendo sacar algún tipo de rédito político de la tragedia de Castelar, es lamentable".
Randazzo dijo que hay que "terminar con la mentira", al recordar que el "80% de los subsidios que se destinan a los trenes van para el pago de los buenos sueldos de los trabajadores ferroviarios". "El mejor servicio que pueden hacer esos sindicalistas es trabajar", aseveró.

Estafa e inseguridad
El diputado nacional por Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, denunció que la estatización "es una estafa a los usuarios", al advertir que seguirán las irregularidades porque no incluye el control de pasajeros y de  trabajadores. En tanto, María Luján Rey, madre de Lucas Menghini, víctima del accidente de Once -febrero de 2012-, dijo que "ninguna medida me brindó tranquilidad ni seguridad, pero no puedo perder las esperanzas. Voy a seguir luchando por tener un tren como nos merecemos".
 
Gremios a favor
La Unión Ferroviaria y La Fraternidad celebraron la medida del Gobierno. "Los gremios ferroviarios coincidimos en que el control lo debe tener el Estado", explicó Sergio Sasia, titular de la UF. "Para nosotros, es otro paso trascendental para recuperar los ferrocarriles", añadió. (DyN)

Randazzo lo defiende a Insaurralde

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, se diferenció de la mayoría de sus pares partidarios al juzgar "muy valiente" la actitud del candidato kirchnerista Martín Insaurralde, de proponer discutir la baja de la edad de imputabilidad. "Uno de los problemas es que muchas veces los delitos son cometidos por chicos muy pibes", dijo Randazzo.

Comentarios