Cartas de lectores

06 Jun 2013

ILDEFONSO DE LAS MUÑECAS

Es preciso un acto de reparación histórica y de reconocimiento del aporte en la guerra de la Independencia del cura Ildefonso de las Muñecas. En la avenida de los Próceres en el parque 9 de Julio, en la estatua que evoca al ilustre prócer tucumano, se ha deslizado un error. Figura como fecha de su muerte en 1810. Según Bartolomé Mitre en "Historia de Belgrano" en el capítulo destinado a historiar sobre la "Guerra de las Republiquetas", en el Alto Perú, se describen las heroicas batallas de las tropas irregulares, las famosas guerrillas, dirigidas por caudillos y jefes patriotas como Padilla, Camargo, Warnes, Arenales y el cura Muñecas, que contribuyeron a sostener con heroísmo la guerra popular por la independencia de nuestra patria grande. Luego de protagonizar numerosos combates con un ejército de originarios y criollos mal armados contra los veteranos del ejército realista que defendían el colonialismo español con terror sanguinario, Muñecas cayó prisionero en la región de Larecaja, cerca del lago Titicaca. Dice Mitre: "Todos los indios de esta agreste región obedecían su voz, y aunque inermes, hacía un año que se mantenían en insurrección". Derrotado, "tomándole 106 prisioneros mestizos que componían su Batallón sagrado... fueron pasados por las armas". El cura Muñecas fue asesinado por la espalda cuando lo llevaban prisionero a Lima el 7 de julio de 1816. Cerca del bicentenario de su asesinato se merece un digno homenaje de la patria grande.

Miguel Galván
[email protected]


Un botón de la ciudad

Si para muestra basta un botón, sólo en la calle Marcos Paz al 600, vereda norte, hay 32 roturas de vereda de los más diversos tamaños. Y si no es suficiente, les cuento que a la vuelta, en Muñecas al 600, faltan unos 30 árboles. Y así está el resto de esta ciudad, capital de lo que alguna vez fue Jardín de la República.

Harry García Hamilton

[email protected]


MILAGROSA ROSA

Dante Diambra Caporaletti es un arquitecto tucumano. Sus años acompañan la experiencia adquirida en la vida, como hombre de bien. Escribe a menudo y sus cartas atrapan al lector, situándolo en historias verídicas y se destacan por el holgado sentimiento que anida en el interior de su ser. Su carta "Sopa de piedras" (3/6) nos conmueve hasta las lágrimas. Es hora de que los políticos salgan de su modorra perniciosa y realicen foros apropiados para rescatar la niñez que hoy sufre horrores, por millones y millones de razones. Como dice el arquitecto: "florezca la compasión restauradora como una milagrosa rosa blanca nacida en la árida fetidez de un basural".

Paola Riviera
[email protected]


EL ABUELO ITALIANO

En LA GACETA del 2/6, el periodista Gustavo Martinelli exalta la obra y figura de Dante Alighieri, a la vez que con un dejo de nostalgia y admiración hace un panegírico de su abuelo veneciano. Yo también tuve un abuelo italiano, se llamaba Alfonso y confieso que al leer y releer tantas veces la excelente nota, los recuerdos se agolpaban en mi mente e iban desgranándose como racimos de uva, que atesoré y embellecieron mi etapa de bambino. En una galería junto a un patio con malvones y magnolias, sentados los dos en un banco, embriagados por el perfume que exhalaban los jazmines -nella sera d'estate-, las bellas voces de los tenores Enrico Caruso, Tito Schipa y Beniamino Gigli nos envolvían en un mágico letargo, donde mi abuelo deshilvanaba en un cúmulo de sueños y recuerdos su octogenaria existencia. Esta vivencia, me trajo luego a colación una escena de un filme del director Ettore Scola, donde el personaje central, encarnado por Vittorio Gassman, en el festejo de sus 80 años, le confesaba a un pariente suyo que los viejos ya no piensan, sólo recuerdan. Como el poeta florentino, en su inmenso universo de sabiduría, hace de ella un eterno gerundio.

Alfonso Giacobbe
24 de Septiembre 290 
San Miguel de Tucumán


LA UNIVERSIDAD

"Pedes in terra ad terra visus". Vimos el espectáculo de una universidad que persigue la excelencia, mientras partidiza su conducción a costa de su autonomía.

Carlos Duguech
[email protected]


ENCOMIENDA VIOLADA

El pasado 16 de mayo envié por Correo Argentino una encomienda a Río Grande (Tierra del Fuego). Cuando le fue entregada a su destinataria, se dio con la ingrata sorpresa de que la caja mostraba signos de haber sido violentada. En presencia del empleado procedió a abrirla y comprobó que faltaba un par de zapatos nuevos que estaban en su respectiva caja. Realizamos el reclamo en ambas sucursales y estamos a la espera de una respuesta a estos atropellos que, según muchas personas, vienen ocurriendo cada vez con mayor asiduidad. El Correo Argentino tendrá que tomar cartas en este asunto ya que está en juego su prestigio y honorabilidad.

Rosa Natalia Barrera
San Martín 186 
Monteros-Tucumán


Decretos de necesidad y urgencia

Sorpresa, pero sobre todo indignación, me produjo leer el artículo del 9/3 sobre el proceso que se le sigue a Carlos Menem por el contrabando de armas. Dice textualmente: "el contrabando de armas fue planificado y ejecutado por funcionarios". Qué destino nos espera a los argentinos si la clase gobernante la integran irresponsables que no se detienen ante ningún ilícito. Fíjese que todo se pudo realizar por un decreto firmado por el Presidente. Es muy importante señalar que el Poder Legislativo no ejerce el control que con la severidad que debiera realizar a los otros poderes, y en especial al Ejecutivo. A la brevedad debería tratarse un proyecto para prohibir esto si no pasa por el debido control. Lo que es lamentable es que todos se mueven mediante los famosos decretos. En nuestra provincia, también el gobernador utiliza este medio, ergo las licitaciones para obras son una verdadera vergüenza, y el propio director de la DAU lo dice sin inmutarse. Ahora mismo se está tratando en la Legislatura un proyecto para seguir otorgando obras sin licitaciones. Los intendentes y delegados comunales siguen la misma medida. Es necesario que algún miembro del Poder Judicial o del Legislativo dé explicaciones de todo esto. Basta de decretos de necesidad y urgencia. Que todo se haga por derecha y terminarán las suspicacias y sospechas si realmente les importa. Creo que lo sucedido es una severa advertencia para los que vienen, porque independientemente de que se cumpla la sentencia, el pueblo piensa, vigila y también juzga.

Alberto José M. Albornoz
Moreno 574 
San Miguel de Tucumán


LA FUNDACIÓN DE LA UCR LOCAL

En la calle Virgen de la Merced (ex Rivadavia) N° 179 está inserta una placa de mármol que dice: "En este solar se fundó la Unión Cívica Radical, 11/06/1891 (Cte. de la capital y Jta de Gobierno)". Como un viejo afiliado quiero aportar un sincero y modesto homenaje a los hombres, mujeres y jóvenes que un día en esa fecha "juntos, todos", sin importarles sacrificio alguno, despojándose de falsos intereses y mezquinas ambiciones con coraje indómito, aportaron, quizás, hasta su propia sangre para la libertad de la patria. A muchos o a todos, a lo mejor se olvidaron de que el 11/6/1891 se cumplirá un nuevo aniversario de la fundación de la Unión Cívica Radical. Hoy, tal vez en el ocaso de mi vida, en mí vibra un sentimiento hacia la UCR, pero pareciera que de poco a poco, se va o la van haciendo añicos, hay malos dirigentes y falsos políticos que luchan por intereses propios y no por el legado de nuestros viejos luchadores y creadores del glorioso centenario partido. Que cada uno de ellos saque sus conclusiones.

Manuel Albero Sal
Calle 15 N° 386 
Villa Mariano Moreno-Tucumán


MUSEOS

Han pasado casi 100 días de la publicación de LA GACETA (2/3) sobre el museo Iramain. Al leer la nota y habiendo conocido al gran escultor Don J.C. Iramain y a sus hijos "se me heló el alma". Hoy, cerca de un nuevo aniversario de su natalicio (9/6/1900), al leer de nuevo "me viene escalofrío", especialmente cuando la directora de Cultura afirma que desconoce "por completo la situación del museo y recomienda hacer la consulta al secretario de Gobierno, quien no respondió". ¿Qué pensaríamos si se le preguntara al presidente de River, Boca, San Martín o Atlético dónde queda el estadio de su club y respondiesen que desconocen? Pareciera que en lucha despareja se trata de tumbar el arte, a los hacedores de la fortaleza de nuestra cultura y de nuestra espiritualidad. Convencido de que un museo recupera la historia, aporta a la educación y promueve la cultura popular, llevé adelante en mi vida entera los museos de Simoca y de Yerba Buena. No sólo fue una tarea de recuperación de nuestro patrimonio sino un buen aprendizaje para conocer mejor nuestras raíces. Pero también la mezquina indiferencia se opone al esfuerzo y a la perseverancia que aún están de pie. Evidentemente, nos falta a todos tomar conciencia, y no pensar en los museos solamente en épocas de turismo. Con los años se hicieron más cercanos personas ejemplares como Ángel Dato, Demetrio Iramain, Lobo de la Vega, Enzo Lampasona, Aurelio Salas y las tertulias que recuerdan a don Iramain con pioneros del folclore como José Ríos y el Cuchi Leguizamón, cuando realizaba las pinturas en los bancos de la plaza de Salta. Por su temple, el padre Amado Dip lo bautizó "El Apóstol", luego de su Cristo Bendicente de San Javier. Este silencio aturdidor debe golpear el corazón de los responsables, porque "le tengo rabia al silencio por todo lo que perdí, que no se quede callado quien quiera vivir feliz", diría don Atahualpa, justo ahora que el museo Yupanqui, de Acheral, aparece teñido de abandono y falta de respeto, tanto que la conmovedora nota de LA GACETA mereció una profunda reflexión del lector César Trejo (4/6) al afirmar: "en todos los países los museos son respetados, valorados y mantenidos porque representan la esencia misma de un pueblo". Para qué más decir.

Lito Ledesma
[email protected]


Comentarios