Morena está internada en terapia intensiva

La beba tucumana, que sufre un cuadro de desnutrición, y su familia arribaron esta madrugada al Hospital Italiano, en Buenos Aires, donde recibió las primeras atenciones de los médicos.

03 Oct 2012
2

ESPERANZA. Los padres de Morena confían en el tratamiento que la beba inició en Buenos Aires. LA GACETA / FOTO DE ARCHIVO

Morena Guadalupe Caciccio Fernández se encuentra internada en la unidad de terapia intensiva del Hospital Italiano, en Buenos Aires, tras arribar esta madrugada en un avión sanitario que alquiló el Subsidio de Salud.

Dardo Caciccio, padre de la beba de 10 meses afirmó, en diálogo con LA GACETA, que fue ingresada al centro médico a las 1, tras lo cual recibió las primeras atenciones de los facultativos del centro médico. "Morena está en una incubadora. Los médicos la van a evaluar por 24 horas, pero no nos dieron buenas noticias durante la madrugada porque está con un estado de desnutrición de un 100%", explicó.

La beba padece un cuadro de desnutrición, provocado por un virus que entró en su cuerpo, y que le afectó el funcionamiento del intestino, mientras estaba internada en el Hospital de Niños de Tucumán. Los médicos del nosocomio local determinaron que debía ser trasladada a Buenos Aires para continuar su tratamiento.

El avión en el que viajó Morena junto a sus padres y a su hermana gemela Zamira partió anoche del Aeropuerto Benjamín Matienzo, pasadas las 21, y arribó cerca de la medianoche. Desde el Aeroparque de la Capital Federal fueron trasladados en ambulancia al Hospital Italiano.

Hace unos meses, Morena y su hermana gemela, Zamira, fueron protagonistas de una historia conmovedora. La primera se encontraba enferma, con un notorio grado de desnutrición, y la presencia de su hermana fue la mejor cura. Aunque no se recuperó del todo, "Fortaleza", como la bautizaron en el Hospital de Niños, logró que su estado de salud fuera estable. Sin embargo, con el paso de los días su condición desmejoró al estado actual.

Las hermanitas, bautizadas en el ambiente hospitalario como las "gemelas del milagro", nacieron sietemesinas, el 16 de diciembre del año pasado. Pesaron un kilo cada una y estuvieron internadas en neonatología hasta febrero de este año. Todo marchaba bien, hasta que a principios de mayo se enfermaron de bronquiolitis.

Zamira se fue recuperando de a poco y recibió el alta médica. Pero con Guadalupe las cosas fueron distintas: un virus entró en su cuerpo y le afectó el funcionamiento del intestino. Los médicos tuvieron que operarla dos veces y rescatarla de tres paros cardíacos.

La presencia de su hermana fue la ayuda más grande que recibió mientras estaba internada. Gracias a que sus padres la llevaron al hospital para que estuvieran juntas, Morena recuperó su ritmo cardíaco, la oxigenación de la sangre se normalizó y empezó a ganar peso. Sin embargo, por estos días, su evolución se detuvo. LA GACETA ©

Comentarios