Israel cede ante la presión internacional

Luego de un ataque contra una escuela de la ONU, el gobierno de Olmert anunció que permitirá que llegue ayuda humanitaria a Gaza.

DRAMA. Jóvenes del campo de refugiados de Jabalia piden auxilio para uno de los heridos en el bombardeo a la escuela de Naciones Unidas. REUTERS DRAMA. Jóvenes del campo de refugiados de Jabalia piden auxilio para uno de los heridos en el bombardeo a la escuela de Naciones Unidas. REUTERS
07 Enero 2009

GAZA.- Luego de una nueva andanada de bombardeos sobre Gaza y de cohetes palestinos contra ciudades israelíes, el gobierno israelí anunció anoche que levantará un corredor humanitario para contrarrestar la crisis causada por 10 días de campaña militar en la franja costera. Más de 600 muertos, miles de heridos y poblaciones sin energía eléctrica, ni agua ni alimentos, ha causado hasta ahora la operación "Plomo fundido", destinada según el primer ministro israelí, Ehud Olmert, a destruir la infraestructura terrorista de la organización islámica palestina Hamas.
La apertura del corredor humanitario implicará garantizar a los palestinos accesos periódicos a varias áreas del territorio para que almacenen los bienes necesarios para su subsistencia. La decisión fue adoptada luego de un bombardeo israelí a una escuela de la ONU en la Franja de Gaza, que causó casi 50 muertos, entre ellos varios niños. Este ataque fue condenado en duros términos por el secretario general del organismo internacional, Ban Ki-moon, que reclamó responsabilidades. "Israel conoce los sitios de estas instalaciones de la ONU y ya advertimos sobre el peligro que representa un ataque en esos establecimientos. Estoy profundamente consternado de que pese a estos reiterados esfuerzos se hayan registrado las actuales tragedias", subrayó ayer, poco antes de convocar a una reunión de emergencia de la ONU en Nueva York para tratar la cuestión. En los últimos días, tres escuelas operadas por la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Cercano Oriente fueron alcanzadas por la artillería israelí. Estas y otras 20 instalaciones sirvieron como lugar de refugio transitorio para más de 15.000 palestinos cuyas casas fueron destruidas o que debieron huir a causa de la violencia. "Buscan nuestras escuelas porque no pueden ir a ninguna otra parte", se quejó.

Propuesta egipcia
Ban Ki-moon dijo finalmente que viajará la próxima semana a Israel y a los territorios palestinos. "No creo que podamos esperar hasta ese momento para alcanzar un fin a la violencia", advirtió. Paralelamente, Egipto anunció ayer una propuesta para lograr un cese del fuego inmediato, seguido por negociaciones para alcanzar un fin del bloqueo israelí, que fue acogida por EEUU y Europa. El plan consta de tres fases: primero, que Israel y las facciones palestinas acepten un inmediato cese del fuego, de modo tal que la ayuda alcance a los civiles; segundo, que las partes se reúnan en forma urgente para tratar todas las cuestiones que llevaron a la situación actual. Por último, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, renovó su invitación a todas las facciones palestinas, incluyendo Hamas y su rival Al Fatah, a buscar la reconciliación. Mubarak hizo el anuncio durante una conferencia de prensa junto a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, en el balneario egipcio de Sharm el Sheij. (Télam-AFP-NA)

Publicidad
Comentarios