No hay dos sin tres - LA GACETA Tucumán

No hay dos sin tres

El "santo" tiene su pasaje a la "A" y en la próxima temporada enfrentará a los grandes del fútbol argentino.

27 May 2008
1

APARECIO EN EL MOMENTO JUSTO. Campodónico se anticipó a Alcaraz y con un cabezazo marcó el primer gol. Dos minutos después, anotó el segundo. FOTOBAIRES

San Martín jugará otra vez en Primera. El equipo aseguró el ascenso al empatar 2 a 2 con Chacarita Juniors y en la próxima temporada enfrentará a los grandes del fútbol argentino, tal como sucedió en las temporadas 1988/1989 y 1992/1993. Una multitud se reunió en el estadio de La Ciudadela para ver el partido por una pantalla gigante de TV y estalló de alegría con los goles de Mariano Campodónico. Apenas finalizó el encuentro, los hinchas del "santo" se volcaron a las calles y tiñeron de rojo y blanco la Plaza Independencia. El plantel regresará hoy y seguirá la fiesta.

Así asciende un grande
Un análisis de José Miguel Manrique, Redacción LA GACETA - enviado especial.

El antetítulo que encabeza esta página es realidad: San Martín es de Primera. A 20 años de la primera vez, a 16 de la segunda. La tercera, la vencida, se hizo desear más de la cuenta. Pero así asciende un grande. Sin depender de los demás resultados. Sin especular con el empate. Saliendo a jugar los mejores primeros 25? del primer tiempo en mucho tiempo. Donde la suerte del campeón no apareció. Dos tiros en los travesaños prolongaron la espera. Para colmo llegó un penal polémico, Caffa atajó y el "¡bieeen!" debe haber estallado en La Ciudadela, pero el rebote fue de Chacarita. Sólo antes de entrar al vestuario perdieron la cordura Roldán y Campodónico. Luego se tranquilizaron en el vestuario y, como lo pedía la noche, el refuerzo que tanto pidió el gran DT, el hombre tan resistido, apareció para quedar inmortalizado en la historia del club, con dos definiciones de un hombre que se tragó las críticas y este mediodía será llevado en andas por todos. Gracias a la osadía del entrenador, a los goles del "Tanque", a la personalidad de Romano para enmudecer a un estadio que lo silbó, gracias a todos ellos, San Martín dio la vuelta en el "Diego Armando Maradona". Sí, como un grande.

Comentarios