Acusan a militares de desestabilizadores

El diputado Depetri involucró al obispo Basseotto; Carrió tildó de insólita a la acusación. Dice que hay una campaña en contra del Gobierno de Kirchner y el resto de los gobiernos de la región.

10 Agosto 2006
BUENOS AIRES.- El diputado del Frente para la Victoria Edgardo Depetri ratificó su denuncia sobre la existencia de una campaña para "desestabilizar y deslegitimar" al gobierno de Néstor Kirchner, campaña en el que -sostuvo- participan sectores de derecha y organizaciones de militares retirados.
Depetri apuntó contra Cecilia Pando, esposa del militar Pedro Mercado -pasado a disponibilidad-, a quien señaló como vértice de estas organizaciones, y también involucró al obispo castrense monseñor Antonio Basseotto.
"No sólo lo ratifico sino que amplío", dijo el diputado acerca de la denuncia que hizo pública días atrás. A diferencia de lo que hizo en oportunidades anteriores, esta vez Depetri no estuvo solo sino que lo acompañaron en el Salón de Conferencias de la Cámara Baja los diputados Rafael Bielsa, Diana Conti y Oscar Massei, entre otros legisladores nacionales y provinciales.
Además, Depetri extendió la supuesta campaña de desestabilización denunciada a movimientos destinados a afectar lo que describió como "los gobiernos populares de América latina en general". Además, indicó que "ciertas organizaciones estrechamente vinculadas con militares retirados y en actividad tienen como principal objetivo obstaculizar el avance de las investigaciones sobre derechos humanos".
Depetri destacó que esos sectores despliegan sus propios sitios web y otros medios, como la Unión de Promociones, que nuclea a militares en actividad y retirados, y Argentinos por la Memoria Completa, que preside Karina Mujica.
También mencionó al coronel retirado Guillermo César Viola, al teniente coronel Enrique Treglia, al general retirado Juan Miguel Giulano, al teniente coronel retirado Ernesto Fernández Maguer (Liga Patriótica Argentina) y al general Heriberto Auel. El diputado además afirmó que están vinculados a la organización los abogados defensores de ex militares Florencio Varela y Horacio Conesa Mones Ruiz (este último es el defensor del ex gobernador de Tucumán, Antonio Domingo Bussi) De acuerdo con las afirmaciones de Depetri el sector está planteando una reivindicación del terrorismo de Estado y actuando en contra del movimiento popular y de otras expresiones de la democracia.
La reacción a esta denuncia vino por parte de la líder del ARI, Elisa Carrió, quien sostuvo que las denuncias de Depetri forman parte de lo que calificó como "un festival de lo patético" montado por el Gobierno para victimizarse.
"En este proceso de ver quién tiene el poder en la Argentina de manera fascista contamos con un nuevo actor, que es el ex canciller Rafael Bielsa", disparó Carrió, ya que este acompañó al denunciante.Carrió recordó que en 2002 el candidato presidencial Adolfo Rodríguez Saá también habló de magnicidio. (NA-DyN)

Tamaño texto
Comentarios