Callejeros muestra en un disco las señales que dejó Cromagnon

Esta tarde llega a Tucumán "Señales", el nuevo trabajo de la banda de Villa Celina. Variedad musical, letras duras y la tragedia como eje.

11 May 2006
1

NUEVO MATERIAL. La tapa del primer CD luego de la tragedia de Cromagnon.

"Señales", el nuevo disco de Callejeros, llegará a las bateas tucumanas esta tarde. Es el primer trabajo de la banda luego de la tragedia de Cromagnon, y desde el arte de tapa hasta las letras está impregnado de lo ocurrido el 30 de diciembre de 2004, cuando murieron 194 personas en un recital suyo. En ese sentido, es más que elocuente la dedicatoria "a los invisibles. Por siempre".
Los invisibles es el nombre que los seguidores de la banda y sobrevivientes del incendio se pusieron a sí mismos.
El disco contiene 12 canciones, entre ellas títulos como "9 de julio" (es el corte de difusión, que suena en las radios hace varias semanas), "Daños", "Puede", "Frente al río", "Sin paciencia" y "Desencuentro", un tango de Aníbal Troilo y Cátulo Castillo.
El disco está lleno de imágenes fuertes (no sólo las del libro, que tienen la impronta de la escuela "ricotera"), sino en las letras. "Quiero gritar/ pero el dolor calló mi voz/ quiero sentir/ porque no siento el corazón", dice "Daño", el primer tema, que según la cartilla fue escrito en noviembre de 2003, más de un año antes de la tragedia.
La mística heredada de Los Redondos se nota también en algunas letras y en las bases sonoras de algunos temas que parecen estar destinados a convertirse en "himnos" de "misas" que no se realizarán, porque la banda no actuará en vivo por bastante tiempo más.
También se destaca la participación compositiva de otros de los miembros del grupo, y musicalmente salta del rock and roll al tango, al reggae y a la canción como nunca antes lo había hecho.
La banda se formó en 1995 entre chicos del barrio que empezaron haciendo covers de Chuck Berry, Creedence y los Rolling Stones, con el nombre de Río Verde. En 1997 pasó a llamarse Callejeros, y a partir de haber sido teloneros de Ratones Paranoicos en 1999, el camino hacia la popularidad se hizo menos duro.
Este es el cuarto disco de la banda de Villa Celina, Buenos Aires, luego de "Sed" (2001), "Presión" (2003) y "Rocanroles sin destino" (2004).
"Señales" fue grabado durante el verano en los estudios Landon Records y en Del Abasto al Pasto, y terminó de mezclarse en Panda, lo que por la calidad técnica de esos estudios explica el salto cualitativo del sonido del grupo.
La intención original era lanzar "Señales" en abril, antes del show que pretendían brindar primero en Córdoba, y después en Tucumán (donde se habían vendido las 14.000 entradas disponibles). Pero ambos se suspendieron por razones de seguridad, según dijeron los gobernadores de cada provincia, y una tercera alternativa, en La Pampa, se descartó después. La banda decidió no insistir hasta que se haga el juicio oral en su contra.
Ahora sale el disco. No habrá, al menos por ahora, una presentación formal en vivo. Pero las disquerías argentinas se preparan para la avalancha de fanáticos y curiosos dispuestos a pagar $ 43 por lo nuevo de Callejeros.

Algunos familiares de víctimas critican al grupo
BUENOS AIRES.- La aparición del nuevo trabajo de Callejeros, "Señales", ya provocó la reacción de algunos de los padres de las víctimas, que se oponen a las actividades de la banda y que también se movilizaron para impedir que volviera a los escenarios.
Sin embargo, el abogado Javier Miglino -representante de algunas víctimas y sobreviviente de la tragedia- opinó que la salida de este trabajo "es una buena noticia para los seguidores de Callejeros, que esperaban esto con ansiedad".
Entre las voces que empezaron a alzarse nuevamente en contra de la banda, se destaca la de María Teresa de Leiva, que fue entrevistada por "Clarín".
"Un disco no es lo mismo que un recital en vivo. Pero igual me duele. Creo que Los Callejeros no viven el dolor como nosotros, los familiares, no asumen su responsabilidad y eso es muy duro para nosotros que perdimos a nuestros hijos. Supongo que ellos hacen esto porque necesitan trabajar pero podrían cambiarse el nombre o armar otros grupos de música, otra cosa. De esta manera es como si lucraran con lo que pasó. Los veo fríos frente a la tragedia. Pretenden ganar dinero con un dolor muy vivo", dijo.
Teodora Cáceres afirmó: "la verdad es que me molesta muchísimo que sigan tocando y que usen a nuestros muertos que murieron en la tragedia para ganar dinero. No deberían tocar ni sacar discos, por lo menos, hasta resolver el tema legal. Yo no estoy para nada de acuerdo, me parece una falta de respeto y una falta de responsabilidad moral. Creo que se manejan con impunidad y es lo mismo si tocan en vivo o si graban un disco. Ellos pretenden volver a la normalidad pero después de lo que pasó, eso ya no es posible".
Cuando Callejeros estuvo a punto de actuar en Tucumán, Luis Fernández, padre de una de las víctimas, llegó a amenazar de muerte a los músicos y anunció que habría muertes en el show que, finalmente, el gobernador José Alperovich decidió cancelar.
Pero también en esa oportunidad hubo familiares que apoyaban el regreso del grupo a los escenarios, y hasta habían anunciado que asistirían al recital previsto para el 22 de abril. (Especial)

DEFINICIONES
"(El disco) no es puntualmente sobre Cromagnon, porque creemos que no corresponde hablar de eso; además, muchos pueden tomarlo como que los usamos para que mejore nuestra carrera, y no es así".
"Yo no tenía ganas de nada, ni de cantar ni de vivir, y León dijo que tenía que habilitarme; usó esa palabra, que entendí mucho después y me devolvió la condición de artista".(Extractos de la nota que el 22 de marzo "Pato" Fontanet le brindó a LA GACETA).

"Señales"
Ni la ironía de la irónica ironía,
ni lo falso de la falsa falsedad
me explican lo que explican
los que explican sobre la verdad.
Soy un muerto encerrado
en un cuerpo vivo,
soy un vivo que hace tiempo que murió.
Sólo siento pero siento
sin sentidos, sólo hay descontrol.
A tu suerte, siempre restale una duda.
A esa duda, una posibilidad.
Si esa posibilidad se vuelve
tan loca, esa es tu verdad.
Para un juez no soy
más que un crimen perfecto.
Para otros, he sufrido
un gran revés.
(...) los diarios
mienten a diario y no entendés
como es que tanta gente
sólo compra noticias al revés.
Tal vez te asombra o te sorprende
que aún así pueda cantar.
Es que cuando la canción canta
verdades ni la censura
ni el rencor la han de callar.
Letra: Juan "Juancho" Carbone y Patricio "Pato" Santos Fontanet.Música: Carbone, Santos Fontanet y Maximiliano Djerfy.