Critican cambios a la ley de biocombustibles

Afirman que el Ejecutivo tendrá un gran margen para fijar incentivos fiscales. Resaltaron, no obstante, la importancia de la norma.

APORTE A LA ECOLOGIA. Los ingenios deberían poner a disposición sus destilerías para la elaboración de alconafta. LA GACETA / OSCAR FERRONATO APORTE A LA ECOLOGIA. Los ingenios deberían poner a disposición sus destilerías para la elaboración de alconafta. LA GACETA / OSCAR FERRONATO
25 Marzo 2006
"Las modificaciones que hizo Diputados al proyecto de ley de Biocombustibles, en general, son pésimas". La convicción es del director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles, Claudio Molina. El directivo y el productor sojero y futuro presidente de la asociación, Gastón Fernández Palma, sostienen que, con los cambios aplicados al proyecto inicial -que vino del Senado-, se otorga un margen muy amplio al Poder Ejecutivo para fijar, discrecionalmente, la aplicación de incentivos fiscales a las industrias de biocombustibles, que podrán radicarse en la Argentina a partir de la vigencia de este régimen de promoción, que durará 15 años.
Entre los cambios figuran la inclusión de la facultad de establecer precios de referencia y el otorgamiento de un 20% del cupo fiscal a las economías regionales; asimismo, el Ejecutivo podrá disponer de subsidios para promocionar distintas regiones.
"El procedimiento para determinar los cupos, en un país del Primer Mundo, debería ser por medio de un licitación pública. Queda aún la posibilidad de que se fijen de esa forma si, una vez que sancione la ley, el decreto reglamentario así lo dispone. Pero es improbable", aseveró Molina. Fernández Palma, por su parte, afirmó que el proyecto cercena la posibilidad a productores agropecuarios y a gobiernos municipales y provinciales de participar en la generación de proyectos.
Ambos especialistas dialogaron con LA GACETA durante la "Jornada Soja 2006", que se desarrolló el jueves en la sede de la Sociedad Rural de Tucumán.
Tras los cambios, la iniciativa volvió al Senado, que deberá decidir si respalda las modificaciones o insiste en el texto original. "Los senadores oficialistas no tienen margen político para volver a cambiar lo que vino de Diputados", analizó Molina. Igualmente, sostuvo que la sanción de la ley es un paso muy positivo en el sentido de que el Estado reconoce la importancia de los biocombustibles y su incorporación a la matriz energética.

Beneficios impositivos

El texto plantea la amortización a cuenta del Impuesto a las Ganancias y la devolución anticipada del IVA en las inversiones destinadas a producir biodiésel o bioetanol (alconafta). Exime del impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, la Tasa Hídrica y el Impuesto al Gasoil sobre la parte de biocombustible que vaya mezclada con combustibles derivados del petróleo, que debe ser de al menos 5%.
En Tucumán, esta iniciativa tiene especial importancia ya que el sector azucarero podría tener que aportar alcohol para la producción de bioetanol. Asimismo, los sojeros podrían hacer lo propio con su producción.







Tamaño texto
Comentarios