Decanos reclaman a la UNT el envío de fondos atrasados

Según los responsables de varias unidades académicas, el Rectorado adeuda dos cuotas Están demoradas las partidas para afrontar gastos de funcionamiento, La rectora había admitido un retaceo de la Nación.

02 Dic 2017
1

SIN RECURSOS. El Rectorado recibió en los últimos meses sólo dinero para el pago de la planilla salarial. la gaceta / foto de diego aráoz

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) adeuda a sus facultades dos cuotas de $100.000 para gastos de funcionamiento, según confirmaron los titulares de varias unidades académicas un día después de que la rectora, Alicia Bardón, reconociera que la Nación solo estaba cumpliendo con el envío de los fondos para el pago de la planilla salarial.

El retaceo desde el Gobierno nacional, indudablemente, comenzó a repercutir hacia abajo, porque el Rectorado han suspendido el pago de las cuotas mensuales con la que las 13 facultades hacen mantenimiento y compran insumos. “Por supuesto que esto nos afecta porque no permite presupuestar nada, ni hacer arreglos, ni encarar mantenimientos de aires acondicionados”, ejemplificó José Luis Jiménez, decano de Ciencias Económicas. Además de las mensualidades adeudadas, los decanos vienen planteando ante las autoridades que en lugar de 10 cuotas sean 12, como los meses del año. “Se corta en enero y en febrero, que son las épocas más fuertes de trabajos internos”, insistió Jiménez.

“Hay que cortar el césped y mantener constantemente la limpieza. La verdad, es un problema que además de atrasarse solo paguen 10 meses”, coincidió Rosa Castaldo, titular de la Facultad de Psicología. Este tema ya fue planteado en la reunión de Consejo de Decanos, que se hace semanalmente.

Diciembre se avizora como un mes difícil en el que la UNT deberá hacer frente al pago de salarios y del medio aguinaldo a los docentes y a los trabajadores. Además, en paralelo ya hay reclamos por la suspensión del pago de antigüedades a auxiliares docentes. Este planteo fue llevado por el gremio Adiunt a la sesión del Consejo Superior del martes pasado. De un mes a otro -dijeron- los docentes de menor rango vieron como el ítem “antigüedad” desaparecía de sus boletas de sueldo sin explicación.

El decano de Medicina, Ricardo Zelaya, expresó que deben recurrir a otras fuentes de financiamiento ante las demoras. Por ejemplo, mencionó que utilizan lo recaudado con los posgrados para afrontar gastos de funcionamiento.

Obra paralizada

Edgardo Cutín, vicedecano de la Facultad de Bioquímica, aún guarda expectativas de que se relance la construcción del nuevo edificio para esa dependencia. “Nosotros no recibimos ninguna comunicación, nos enteramos los detalles por el diario”, reconoció.

El martes, tras la sesión del Consejo Superior, la rectora Bardón había reconocido que desde el Gobierno nacional le habían confirmado que no le enviarían recursos para terminar la construcción de la nueva sede. “En una charla con la arquitecta a cargo, Claudia Pesciello, me dijeron que Obras Públicas había decidido no tomar el crédito internacional para continuar con las obras universitarias. Es una pésima noticia para todos”, había lamentado la titular de la Universidad.

Ayer, Cutín reiteró que la facultad necesita contar con un lugar propio, ya que con los años fue creciendo el número de alumnos. Hoy, Bioquímica funciona en diferentes sitios: en la sede de calle Ayacucho (anexo del Rectorado); sobre calle San Lorenzo; otra área en Chacabuco y hasta en el Centro de Salud.

“Hay mucha investigación y la facultad se ha ido expandiendo. Se han comprado nuevos equipos y la apertura de la carrera de Biotecnología también trajo más inscriptos”, comentó el vicedecano.

La obra en la ex Quinta Agronómica se paralizó en 2012. Originalmente, estaba incluida en el llamado plan de obras de la “Ciudad Universitaria” que se debía llevar a cabo con los fondos de las regalías mineras. El año pasado, se licitó su finalización por un monto estimado de $ 98 millones. Ese dinero, finalmente, no llegará a la UNT.

En Esta Nota

Alicia Bardón
Comentarios