Peña: “el Plan Belgrano seguirá teniendo rango de ministerio y siendo un eje central de la gestión”

Lo afirmó el jefe de Gabinete. "Es un compromiso del Presidente con los argentinos del Norte del país".

28 Jun 2017 Por Álvaro José Aurane
1

AEROPUERTO TUCUMANO. La reconstrucción de la pista se enmarca en el Plan Belgrano. ARCHIVO

La continuidad del Plan Belgrano fue garantizada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El funcionario lo aclaró ayer, a LA GACETA, luego de la polémica generada por la posible reconversión de ese programa que conduce el tucumano José Cano, en caso de que este asuma como diputado nacional.

- Hace un mes, el diario La Nación publicó que el Gobierno nacional estudiaba la posibilidad de reconvertir al Plan Belgrano en una secretaría, que sería absorbida por la Jefatura de Gabinete, para reducir gasto público y alcanzar metas fiscales. ¿Qué va a ocurrir?

- El Plan Belgrano seguirá teniendo rango de ministerio y seguirá siendo uno de los ejes centrales de nuestra gestión. Es un compromiso del Presidente con los argentinos del Norte del país.

- ¿Y cuál es el balance que hace del Plan Belgrano? En Tucumán, hay sectores opositores que consideran que no se ha hecho todo lo que se había anunciado. ¿El plan está al día o está demorado?

- Creemos que es un enorme acierto haber definido el Plan Belgrano, porque claramente hacía falta una política estratégica común para todo el norte del país. También lo era la necesidad de un área ministerial del Gobierno central, que articulara todos los esfuerzos de la Nación con los gobiernos provinciales en el diseño de ese futuro consistente en lograr que haya igualdad de oportunidades a partir de una reivindicación histórica de las necesidades del Norte del país. Creo que muchas veces se quiere resumir (al Plan Belgrano) en una serie de obras, y esa es sólo una parte. Desde la ampliación del aeropuerto de Tucumán, que va a tener, entre las pistas de aterrizaje más largas del país, la tercera; hasta el Belgrano Cargas, que está avanzando; pasando por las represas, las rutas y las obras más pequeñas: vivienda, hábitat y agua potable. Todo esto es central, pero también es muy importante todo lo que se ha hecho en la articulación del sector productivo, el diseño de planes ganaderos y todo lo que tiene que ver con el azúcar. A la vez, hay políticas específicas de control de la frontera, lucha contra el narcotráfico, descentralizar la Policía Federal y hacerla federal. Otro tanto es la articulación institucional: las mesas de trabajos con diputados y con senadores nacionales de distintos sectores políticos del Norte del país. Nosotros estamos muy conformes. Pero, obviamente, (el Plan Belgrano) está sometido continuamente al cinismo de un peronismo que ha hecho poco por el Norte del país mientras ha gobernado prácticamente en los últimos 30 años. Ahora trata de ponerse en la postura de exigir, en meses, lo que no lograron en décadas. Rescato que el Plan Belgrano sea el espacio de articulación y de consenso de una política de Estado que vaya más allá de los colores políticos.

Comentarios