Cárcel de Villa Urquiza: quisieron ingresar 1.700 psicofármacos escondidos en cortes de carne

Una mujer de 29 años quedó demorada cuando los guardiacárceles del penal.

SECUESTRADOS. Los blisters estaban escondidos entre cortes de carne fresca.  SECUESTRADOS. Los blisters estaban escondidos entre cortes de carne fresca.
12 Junio 2017

Una mujer de 29 años quedó demorada cuando los guardiacárceles del penal de Villa Urquiza advirtieron que intentaba ingresar al penal con miles de pastillas escondidas debajo de varios cortes de carne.

De inmediato se secuestraron los blisters y se dio intervención a la Dirección General de Drogas Peligrosas. Según puntualizaron fuentes del caso, se trataba de 1.737 pastillas de un popular psicofármacos utilizado para el tratamiento de trastornos de ansiedad.

Publicidad

Si bien se trata de una droga de uso legal, sólo se entrega en las farmacias con la receta de un psiquiatra. Las cajas sólo traen 60 comprimidos. Por ello, ahora se investiga cómo la mujer tuvo acceso a ellos. Los investigadores asumen que ella, al ingresar, las iba a entregar a uno de los presos para que las vendiera a los otros internos. El vendedor podría haberse agenciado una pequeña fortuna con esa cantidad de pastillas.

Personal especialista en la lucha contra las drogas le dijo a LA GACETA que, si bien es posible que los presos las usen como tranquilizantes, lo más probable es que las fueran a mezclar con alcohol -que también ingresaría de contrabando-, en un cóctel que resulta peligroso para su salud.

Publicidad

En cuanto a la mujer, se supo que reside en la comuna de El Manantial. Según le explicó ella a la Justicia Federal, su intención era visitar a un hermano que se encuentra alojado en la unidad 1 de la cárcel. Los efectivos recibieron la orden de dejarla demorada mientras se constataban sus datos personales y se elaboraba un informe de antecedentes. Si no registraba cuentas pendientes con la Justicia, podía quedar libre. En este trámite estaba la Policía al cierre de esta edición.

La causa quedó caratulada como “presunta infracción a la Ley de Estupefacientes”, y se investigará para conocer de dónde proviene el psicofármaco.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios