Una niña de 10 años fue raptada y abusada

La víctima fue abordada cuando salió de clases y caminaba hacia su casa. La encontraron dos horas después, en estado de shock. Una testigo aseguró que vio cuando un hombre de barba candado se llevaba a la pequeña en una moto azul, a la salida de la escuela

02 Jun 2017

La buscaron con desesperación durante casi dos horas. Cuando por fin la encontraron, todo indicaba que la niña de 10 años había sido víctima de un abuso sexual. El hecho se produjo en Monteros, el miércoles a la tarde, y las sospechas apuntan a un joven de 20 años aproximadamente, de pelo corto y barba candado. Una testigo aseguró que lo vio llevarse a la víctima en una moto Honda Wave azul cuando la pequeña salía de la escuela y se dirigía a su casa.

Reclamo vecinal

Vecinos, familiares y otros allegados a la víctima expresaron su indignación ante semejante ataque. Lo hicieron el miércoles a la noche, en cuanto conocieron el terrible desenlace y decidieron salir a marchar por las calles del microcentro para repudiar lo sucedido y exigirle a la Policía que les brinde mayor seguridad.

Según se informó, la víctima tiene 10 años y asiste a una escuela céntrica de Monteros. Aunque ayer la Justicia todavía esperaba un informe completo y formal de los estudios que le practicaron los médicos, ya habrían adelantado que la niña presenta indicios de haber sufrido un ataque sexual.

“La pequeña vive a tres cuadras de la escuela y, como todos los días, se retiró a las 18.15 rumbo a su casa. Después de recibir la noticia de su desaparición, todos estuvimos movilizados para intentar dar con ella”, aseguró Patricia Ismael, supervisora de zona del Ministerio de Educación.

“No sabemos nada de lo que le ocurrió en razón del secreto de sumario que dispuso la Justicia. De todos modos, nosotros les estamos garantizando a la niña y a sus padres toda la contención médica, legal y otras que necesiten”, agregó Ismael. La docente también dijo que le resulta sorpresivo el ataque que sufrió la niña debido a que en la zona siempre hay desplegados policías.

Una testigo clave

En el caso interviene la Fiscalía de Instrucción de la II° Nominación del Centro Judicial Monteros, a cargo de Jorge Carrasco. Desde allí se confirmó el secreto de sumario que se impuso sobre la causa.

El juez Mario Velázquez, por su parte, dijo ayer a la tarde que todavía no le habían requerido ninguna medida sobre el caso. “Tengo entendido que en la Fiscalía se está trabajando sobre supuestos en razón de que faltaba el informe final de los médicos”, comentó el magistrado. También restaba saber si la niña se encontraba en condiciones de declarar en cámara Gesell.

Una madre de una alumna de la misma escuela es una testigo clave en torno a lo que sucedió el momento previo a la desaparición de la niña. Según el testimonio de la mujer, observó cuando la víctima fue levantada en una moto Honda Wave azul por un joven de unos 20 años, de pelo corto, que vestía una campera blanca y pantalón azul.

¿Un conocido?

La pequeña caminaba rumbo a su casa cuando fue abordada por el motociclista que la llevó con rumbo al Gimnasio Municipal, ubicado hacia el noroeste de la escuela. “Nada llamó la atención porque no hubo resistencia de la niña al ser invitada a subir al rodado. De ahí que es posible que se haya tratado de algún conocido”, opinó un allegado a la investigación. Tampoco se descarta que la haya sido llevada mediante engaños.

La niña apareció alrededor de las 20.50 cerca de su casa. Nadie vio en qué llegó hasta ahí. Fue su padre quien de inmediato la trasladó al hospital local ante el estado de shock que padecía la pequeña. Hasta ese momento la Policía y varios vecinos todavía estaban desplegados en varios sectores de la ciudad tratando de encontrarla.

Comentarios